Eventos Sensoriales

Eventos

Cuando una empresa realiza cualquier acción publicitaria para sus clientes, su objetivo es captar su interés para que se acuerde de ella cuando necesite e incite a su compra. Hoy en día nos movamos por donde nos movamos, siempre hay una empresa dispuesta a crear una experiencia por medio de un evento que nos estimule, que capte nuestra atención y que intente perdurar en nuestra memoria. Vamos a descubrir cómo se pueden hacer eventos sensoriales a partir de nuestras herramienta primitivas receptoras como protagonistas principales, los sentidos.

Una forma sencilla y muy efectiva de despertar ciertos sentimientos en las personas cuando acontece un evento es con algo tan simple como los sentidos. De los cinco que tenemos, la vista y el gusto se cuidan de sobra por medio de la decoración y del catering, pero, ¿qué pasa con los otros tres olvidados?, ¿podrían llegar a ser tan potentes como el resto? Vamos a descubrirlo analizando cada uno de ellos.

Más que música, se trata de crear toda una sintonía que nos transporte dentro de la ambientación. Sin que hagamos ningún esfuerzo, los sonidos se cuelan dentro de nosotros poniéndonos en situación; nos predisponen a sentir. Si, por ejemplo, queremos trasladar a los asistentes hasta una remota montaña no faltarán sonidos naturales como la lluvia, viento, los pájaros revoloteando o el agua corriendo como si dentro del espacio hubiese un pequeño arroyo. El reto como diseñadores de eventos es introducir el concepto, los colores y texturas en una pista de audio. Con las soluciones técnicas que ponen a nuestra disposición proveedores como The Sensory Lab podemos crear un hilo musical personalizado para cada cliente aportando un extra a la experiencia sensorial del evento.

 

Fuente: http://la-tarara.com/index.php/eventos-sensoriales/