5 consejos para gestionar una empresa desde el otro lado del mundo

Comunicaciones 2.0

5 consejos para gestionar una empresa desde el otro lado del mundo

El dirigir un negocio internacional, que opere en más de un país, requiere un esfuerzo extra de comunicación con los empleados que se encuentran a miles de kilómetros de distancia. Pese a que se trata de una gran hazaña, se puede llevar correctamente mediante una serie de pautas.

Desde entrepreneur.com enumeran 5 consejos que ayudarán a conseguir una efectiva gestión empresarial “a distancia”.

1. Comunicación clara y frecuente. Cuando se trabaja a nivel internacional la comunicación es la clave. Si ya es difícil entre los empleados que trabajan en un mismo edificio, más lo es cuando son varias zonas horarias las que hay que poner de acuerdo.

Para gestionarlo adecuadamente debe de existir una línea de diálogo abierta y en marcha, donde como mínimo se pueda hablar por teléfono una vez a la semana.

2. La distancia se une a través de la tecnología. Una conexión personal es importante, y la gestión de un equipo internacional que cuente con la tecnología adecuada ayuda. Lugares de trabajo para compartir o soluciones de almacenamiento en la nube hacen que el proceso sea más transparente.

La movilidad en este sentido también es importante para garantizar que los plazos se cumplen cuando existe una diferencia horaria. Mantenerse organizado es la clave para conseguir un negocio internacional de éxito.

3. Contemplar las diferencias culturales. Trabajar con los líderes de negocios internacionales y globales ofrece una nueva perspectiva sobre el negocio pero también presenta desafíos, como la diferencia entre culturas, país, religión, etc.

Hay que aprovechar esa diversificación y hacer de su negocio un éxito mediante una visión conjunta.  De esta manera cada cosa acabará teniendo la importancia que se merece.

4. Asociarse y pedir ayuda. Hay que aprovecharse de las relaciones que se tienen en cada uno de los países, ya sea a través de los empleados o de los clientes.

No hay que ser orgulloso y pedir ayuda cuando se necesite. Las asociaciones  entre empleados y el establecimiento de buenas relaciones son muy importantes a la hora de dirigir un negocio internacional.

5. Crear y mantener relaciones. Vivir en un mundo globalizado quizás hace que se tenga que trabajar el doble en la relación con los clientes y los empleados.

En este contexto es a veces difícil medir el tono de los correos electrónicos y obtener una gran cantidad de información tan sólo a través de la voz de alguien.

Por ello hay que hacer el esfuerzo para establecer reuniones en persona con los empleados y clientes de otros países. Es importante mostrar agradecimiento y más cuando se comienza con una línea de negocio.

Source: www.directivosygerentes.com

See on Scoop.itEstrategias de Gestión Competitiva de Empresas: