5 tips que te ayudarán a que tu team building sea un éxito

Eventos

El team building es un concepto que está en auge dentro del internal branding y es que es una de las técnicas que más se están utilizando hoy en día para conseguir que tu equipo de trabajo estreche lazos, salga de la rutina y disfrute de un plus de motivación para llegar a su trabajo más optimista.

En este caso si te toca dar ideas o directamente organizar el evento, te damos cinco consejos que te serán de gran utilidad para que todo el equipo disfrute en lugar de llevaros algún susto.

En primer lugar conoce a fondo a tu equipo         

En primer lugar tienes que tener en cuenta que el team building es una herramienta que nos hace vivir una experiencia diferente, positiva y compartida entre el equipo que mejora y refuerza nuestras relaciones.

Pero como todas las acciones que se llevan en una empresa tiene que tener una planificación y organización previa, para poder llegar a alcanzar los objetivos que nos marquemos.

 

No todo es diversión

Aunque la diversión es un factor clave hay que tener en cuenta que un exceso de la misma no sea perjudicial e incluso puede que con un exceso de esta no puedas cumplir los objetivos marcados.

Hay por ejemplo actividades como el Zorbing en bolas transparentes gigantes o incluso el paintball, donde hay trabajadores que salen heridos. O también el hecho de la competir nos juega malas pasadas.

 

Cuidado con las actividades nuevas que están saliendo

Hay gran variedad de deportes nuevos y de actividades, con nombres chulos y pegadizos, que sugieren diversión y entretenimiento a raudales. El problema es que a veces nos enfocamos en actividades muy físicas.

En este caso hay trabajadores que no acaban de pasarlo del todo bien por su forma física, es por eso que tienes que pensar algo en lo que todo el equipo se encuentre a gusto.

 

La formación tampoco lo es todo

Por otro lado tampoco es adecuado abusar de la formación en aspectos técnicos al equipo. Haciendo esto exclusivamente no lograrás que las mentes de tus trabajadores se liberen, y disfruten.

Continuaran encerrados en la dinámica y en la rutina. Otra cosa es mezclar ambas cosas. Quizás sería la opción más correcta.

 

Cuanto más original mejor

La rutina aburre, es por eso que las actividades que se organicen en el team building deben aportarnos chispas de sorpresa y diversión, que consiga hacernos desconectar un poco y ayuden al equipo a estrechar lazos.

Aunque se hagan actividades con temáticas que puedan aportar valor al trabajo después, pero sobre todo que haga disfrutar al equipo y logre evadirse un poco de la rutina.

Así conseguiremos no solo tener a nuestros trabajadores más motivados, sino que también aportarán un valor extra, tanto a nivel interno, como a externo de cara a los clientes.

 

Fuentes: alternativexperience/ workmeter