¿Eres un anfitrión?

Eventos

anfitrión, anfitriona
[persona] Que tiene invitados en casa, en especial cuando les atiende adecuadamente y les brinda sus atenciones.

Anfitrión es el que recibe invitados en su mesa, en su casa, empresa o institución. En el matiz “su” radica el peso del evento, de la celebración. El anfitrión es el centro del mismo, aunque no necesariamente le protagonista.

En un evento institucional, debe ser el que recibe, acomoda y despide a sus invitados a su llegada al acto, según un protocolo establecido, que puede variar según el lugar donde se celebre, quiénes son los invitados y el objeto del evento. La disposición de las mesas -si procede- será en función de las personalidades asistentes, los cargos públicos, gobierno, presidencia de empresa privada o incluso familia real o celebridades. En ocasiones, el acto requiere un breve discurso de bienvenida, agradecimiento y buenos deseos.

Así, en toda planificación de puestos, el central ha de partir del número 0 por ser la figura principal, que ocupa el puesto. de honor y a quien le corresponde dirigir el acto y pronunciar el discurso de clausura. Su lugar en la presidencia podrá cederlo una sola vez, pasando a sentarse a la izquierda como testimonio de la cesión cuando ésta fuera voluntaria, pero si es obligada ocupará el lugar inmediato de la derecha.

El anfitrión debe ocuparse de que todos los detalles estén según lo previsto, que todos los invitados se sientan perfectamente recibidos y que se haya tenido en cuenta cualquier modificación en los menús, por necesidad de alguno de sus invitados -costumbres religiosas,
intolerancias…-, y también es la única persona que podrá decidir al respecto del protocolo a aplicar y “saltárselo” si lo considera.

Cuando nos referimos al “anfitrión” no tenemos porque pensar  únicamente en una persona física, en ocasiones éste responde por una institución pública, empresa privada, embajada etc, y será en su nombre que ejercerá las labores propias de organizar el acto.

En el ámbito de los eventos sociales y culturales, en ocasiones se da la figura del “pseudoanfitrión“, es el anfitrión del “lugar” donde se celebra el evento, pero no necesariamente es el convocante. En ocasiones podemos encontrar situaciones difíciles durante el acto, ya que las competencias entre ambos “anfitriones” pueden verse solapadas y generar conflicto en el protocolo. Por ejemplo, un concierto que se celebra en el Auditorio Municipal del Ayuntamiento, patrocinado por una entidad bancaria, nos encontramos dos co-anfitriones: el Alcalde y el Presidente o responsable de la empresa patrocinadora. El éxito del protocolo escogido es fundamental, no solo para el éxito del evento, sino para la satisfacción de todas las partes. ¿Cómo proceder? Como en casi todas las ocasiones, el Protocolo se ha establecido para satisfacer a los invitados, así que, ante la duda, apliquemos nuestro sentido común y la mejor educación posible. Por ejemplo, El Alcalde concede un tratamiento de honor, un palco o asientos privilegiados al Patrocinador, con quien comparte todos los honores del acto y disfrutar del concierto juntos, a la vez que aparecen en las fotos en el mismo palco.

 

Fuentes de información: wikipedia.org y protocolo.org

Judith Castro Corchuelo – 3er Mkt y CD