6 pasos para entrar en el mundo de las marcas sin necesidad de publicidad

Eventos

Google, Facebook, Snapchat o Twitter tiene algo en común y no se trata de que todas ellas son servicios tecnológicos que han marcado un antes y un después en el mundo digital, sino que son marcas que han sido dadas a conocer al público a través de acciones de PR.

 

Y es que, a pesar de que tradicionalmente la publicidad ha sido el medio escogido para anunciar la existencia de una marca, su elevado precio y la mala fama que tiene entre los consumidores no la sitúa como el mejor vehículo de comunicación, sobre todo cuando se trata de una nueva marca.

Aquí tenemos seis estrategias a seguir:

 

  1. El chivatazo

Una estrategia de PR comienza normalmente por una filtración que se realiza a periodistas claves de medios sobre todo digitales. Una de las marcas asidua este tipo de prácticas es Apple, que meses antes de desvelar sus nuevos productos comienza a filtrar algunas de las características. De esta manera genera gran expectación y la prolonga amplificando la magnitud y el interés de sus eventos.

 

  1. Un lento recorrido

La estrategia debe basarse en recorrer un camino lento y seguro lanzando la campaña de PR incluso antes de saber las cualidades y características finales de los productos o servicios.

De esta manera, se genera interés en los medios sobre una nueva idea a punto de irrumpir en el mercado desterrando el boom del momento ir más allá de todo ese ruido en el que normalmente está inserta la publicidad.

 

  1. Captar aliados

Se trata de buscar compañeros de viaje que ayuden a la difusión del mensaje de la marca y en una estrategia a largo plazo hay tiempo para hacerlo de manera cuidadosa.

Además, la publicidad que aportan estos aliados puede atraer a todo tipo de voluntarios interesados en complementar el producto o servicio.

 

  1. Modificaciones en el producto

Uno de los beneficios de llevar a cabo campañas PR es que son una buena manera de medir las reacciones del público y, en su caso, tener tiempo para modificar errores antes de su lanzamiento oficial. Una oportunidad de rectificación que no existe con la publicidad.

 

  1. Modificación del mensaje

El feedback que se obtiene a lo largo del tiempo permite no solo cambiar los productos, sino también los mensajes para adecuarlos al público y generar un mayor interés en él.

 

  1. Un lanzamiento progresivo

Aunque no hay un tiempo establecido sobre el tiempo que debe durar una campaña de PR, lo cierto es que debe ser un proceso gradual, también en su fase de lanzamiento.

Así lo hizo Facebook, que en 2004 fue lanzado en la Universidad de Harvard con una rápida adopción por parte del 90% de los estudiantes para poco después pasar a ser la red de las ocho universidades que conforman la Ivy League y posteriormente a todos los graduados universitarios.

Tres años después, Zuckerberg la convirtió en una red social para todo el mundo con un valor actual de 370.000 millones de dólares.