7 trucos para crear un mensaje que llegue en tu evento

Eventos

• Ofrece pocas opciones al asistente. El cerebro no quiere muchas opciones, está hecho para decidir rápido y le disgusta el exceso de alternativas.

• Jerarquiza. El cerebro aprecia la jerarquía, quiere claridad en los mensajes, que le digan en un evento qué es lo más importante. Por ejemplo si hay dos conferencias a un tiempo, mejor indica de algún modo cuál es la prioritaria.

• Haz hincapié en un principio y final fuertes del evento. Comienza fuerte, genera atención, porque en caso contrario en pocos segundos se dispersará. Ten en cuenta que estamos diseñado para recordar el principio y el final de las cosas y prestar poca atención al tramo central.

• Apuesta por el ‘efecto gurú´. Reflejo de nuestro instinto de supervivencia, nuestro cerebro tiende a tener confianza en el líder. Además, por el ´efecto halo´, si alguien demuestra su autoridad y especialidad en una materia, le creerá a partir de entonces también en otros ámbitos.

• Refuerza el concepto humano. Si puedes, incluye imágenes de rostros, calman y acercan emocionalmente. Y sobretodo sonríe, una sonrisa equivale a un dulce o a una música agradable, el mensaje que recibe el cerebro es de recompensa.

• Prioriza el impacto visual. Dos tercios de los estímulos nos llegan a través de la vista. Procesa, por orden: movimiento, color y forma (luego procesa el ruido). Si le unes otros, mejor: si se apela a tres sentidos simultáneamente, el impacto se incrementa en un 70%.

• Da siempre un toque de misterio al evento. Al cerebro le gusta fabular, llenar huecos de la realidad inventándolos. Deja algo abierto a la imaginación y déjale ‘suplir´ estas lagunas: lo disfruta. También le atrae mucho la novedad, porque lo nuevo es percibido como algo peligroso y por eso atrae toda nuestra atención.