Amazon: ¿para qué una tienda física?

Comunicaciones 2.0

Amazon anuncia la apertura de una tienda física en pleno corazón de Nueva York, a la sombra del Empire State, en una de las zonas de mayor tránsito peatonal y locales más exclusivos. Para hacerlo, ha escogido un local en el que antes había unos antiguos grandes almacenes. Y la pregunta, claro, es inmediata: ¿de qué manera encajan las tiendas físicas en la estrategia del rey del comercio electrónico?
Las respuestas, en este caso, pueden ser múltiples. Por un lado, una tienda física ofrece un punto de recogida y retorno de mercancía para aquellos clientes que lo deseen, al tiempo que ofrece la oportunidad de probar aquellos productos que puedan beneficiarse de una experiencia directa o una asesoría por parte del personal de la tienda. De hecho, se sabe que la compañía había barajado la idea durante algún tiempo para el área de Seattle, pero lo terminó descartando por falta de tráfico peatonal.
¿Por qué Nueva York? Las especulaciones apuntan a que la compañía albergaría en el edificio, además de la tienda en sí, todo un polo logístico para dar servicio al área de Manhattan, una de las más intensas del mundo en términos de densidad de pedidos. De ahí que, en caso de tener éxito, todo parezca indicar que estaríamos hablando de un despliegue sumamente cuidadoso, únicamente restringido a áreas con fortísima demanda, capacidad de representación y tránsito peatonal.
Anteriormente, la compañía había experimentado vendiendo Kindles en algunas cadenas de establecimientos como Wal-Mart o Target, pero ambas compañías decidieron retirar esos artículos de sus estanterías con pocos meses de diferencia al ver la pujanza del gigante del comercio electrónico y el efecto que las ventas de Kindles tenía sobre las ventas de contenidos. Además, Amazon ha experimentado también en la vertiente física en diversos sitios con tiendas pop-up, y ha desarrollado una red de armarios físicos en tiendas de conveniencia y sitios similares para facilitar las recogidas a personas con problemas para estar en su casa a la hora de recibir los envíos.
¿Paradójico? Posiblemente viniendo de la empresa cuyo éxito, entre otras muchas cosas, significó la caída de compañías tan señeras de la distribución física como Borders. Pero posiblemente, un movimiento con cierto sentido, y algo que va un poco más allá de ser un simple símbolo.

Source: www.enriquedans.com

See on Scoop.itAnálisis del Macroentorno Económico: