El universo de Warhol invade el CaixaForum

Eventos, Marketing Social, Redes Sociales

Andy Warhol en Barcelona

Hipocondríaco, visionario, inseguro, polifacético, inmensamente creativo y quizás el mayor agitador artístico del siglo XX. Andy Warhol fue un personaje fascinante que plasmó en su obra multitud de experiencias de su más que extravagante vida. Y desde el 14 de septiembre, es el protagonista en CaixaForum Barcelona, que le dedica la mayor retrospectiva hecha en España sobre su obra en una exposición comisariada por el director artístico del Museo Picasso de Málaga, José Lebrero.

Objetos cotidianos convertidos en arte

La exposición se centra en la evolución y las transformaciones que experimentó la obra de Warhol a lo largo de su frenética carrera artística. Tras sus inicios como diseñador, en 1961 rompe definitivamente la frontera entre arte ilustrado y publicidad para crear su primer grupo de cuadros concebidos expresamente para el mundo del arte. Desde entonces, dinamitar barreras entre diferentes campos artísticos, así como entre cultura popular y arte, se convirtió en una constante en su obra.

Electrodomésticos en venta, anuncios de tratamientos de belleza publicados en periódicos y revistas, productos de consumo masivo; como un rey Midas que unía arte y consumismo, Warhol transformó un sinfín de objetos cotidianos en la Norteamérica de su juventud en obras de arte. A pesar de lo rompedor de la propuesta, fueron sorprendentemente bien recibidos en su época.

Entre las obras que pueden verse se incluyen las más icónicas del artista, desde la célebre sopa Campbell’s hasta los retratos de Marilyn Monroe.

Inspiración Warhol

Su autorepresentación es una pieza más del repertorio artístico del artista, nacido como Andrew Warhola (lo de Warhol fue un error de imprenta que le gustó) en 1928 en el seno de una familia humilde de inmigrantes eslovacos. Y ello, porque siempre hizo de su imagen pública una construcción elaborada, enigmática y al mismo tiempo expuesta al público. A través de la exposición es fácil comprender cómo Warhol creó un personaje de sí mismo, capaz de aglutinar las figures del chamán, el empresario, el genio y el editor cultural.

Una de las obras más icónicas de Warhol son sin duda las latas de sopa Campbell, que su madre, a la que estaba muy apegado, la servía habitualmente para comer. En 1952, Julia Warhola se enteró de que su hijo vivía con gran desaliño y alimentándose solo de chucherías y fue a su socorro instalándose con él en lo que debía ser una breve visita. Se quedó 20 años. Cuando murió, Warhol no quiso procesar la noticia, no asistió al entierro y siempre negaba que hubiera muerto.

Warhol también tuvo siempre una relación muy particular con la religión y la muerte. El símbolo universal del memento mori (recuerda que morirás) aparece frecuentemente en su obra, como es el caso de Skulls, que puede admirarse en la exposición.

El plantón de Dalí

En los 70, Warhol se lanzó frenéticamente a retratar famosos: hizo más de mil obras de personajes como Mick Jagger, Jimmy Carter o Pelé. También quiso inmortalizar a personajes célebres ante la cámara. Entre las piezas destacadas que pueden verse en la exposición están sus Screen Tests, películas mudas muy cortas de personas que le interesaban, de tres o cuatro minutos de duración.

Salvador Dalí hizo para él dos pruebas de cámara. La primera, bautizada como ‘Upside Down Dalí’ era una representación típicamente surrealista en la que Dalí miraba al objetivo con el ceño fruncido y aire autoritario. En la segunda, Dalí simplemente se levantó en mitad de la filmación y se fue para no volver, plantando a Warhol.

Clínicamente muerto.

Pese a ser el rey de la cultura de consumo –suya es la frase “Comprar es mucho más americano que pensar, y yo soy el colmo de lo americano”, la ironía quiso que sus últimas obras estuvieran dedicadas a dos de los máximos representantes del comunismo: Mao y Lenin.

Ya había sorteado a la muerte 20 años antes, cuando Valeria Solanas, una artista despechada, le disparó tres veces a la entrada de su estudio. En ese instante fue declarado clínicamente muerto, pero un médico le abrió el pecho y le dio un masaje cardíaco directamente en el corazón. Sobrevivió y se negó a testificar contra la agresora. Su muerte real tuvo lugar casi 20 años más tarde, en 1987, a consecuencia de una arritmia.

Una vez fallecido, Warhol había acumulado tantos objetos que Sotheby’s necesitó nueve días para subastarlos. Pero, por encima de todo, dejó un legado artístico imprescindible para cualquier interesado en la historia del arte del siglo XX. Hasta final de año, la cita con el padre del popart es en CaixaForum.

La ‘Noche Warhol’

El espíritu Warhol también invadirá la ciudad la noche del viernes 20 de octubre. Algunos de los creadores más influyentes de Barcelona mostrarán sus creaciones en directo inspiradas en la figura y la obra del norteamericano. Música, videoarte, artes visuales o fotografía serán buena parte de las disciplinas artísticas para rendir un homenaje al mito que hizo de la fiesta una forma, la más placiente, de entender el arte.

 

Judit Saorin

AndyWarholvisitaCaixaForum

Victoria’s Secret en Shanghai

Eventos, Marketing Social, Redes Sociales

Victoria’s Secret celebró el 20 de noviembre su desfile en Shanghái, su primera vez en China.
55 modelos de 20 nacionalidades distintas participaron en el espectáculo más esperado del año, que ha contado con las actuaciones de Harry Styles, Miguel, Jane Zhang y Leslie Odom Jr.

La 22 edición del Victoria’s Secret Fashion Show recuperó a dos de sus ángeles más mediáticos de la firma: Candice Swanpoel y Karlie Kloss, que se sumaron a las veteranas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio, que desfilaban por decimoséptima vez, y a otros rostros conocidos como Sara Sampaio, Lily Aldridge, Romee Strijd, Stella Maxwell, Elsa Hosk, Marta Hunt, Taylor Hill y Jasmine Tookes.

Lais Ribeiro fue la encargada de lucir el Fantasy Bra ‘Champagne Nights’, valorado en 1,7 millones de euros, cautivo con un ‘look’ como si fuera una diosa griega, con alas muy originales en tonos dorados, a conjunto con el sujetador.

También destacaron Bella Hadid, que en esta edición ha participado sin su hermana Gigi y la española Blanca Padilla, que ha desfilado por segunda vez en el show. Las modelos lucieron un total de 87 ‘looks’ acompañados de 37 pares de alas, que se han repartido en seis partes, entre ellas, la propuesta de la parte juvenil de la firma Pink.

Pero sin duda, los outfits que más llamaron la atención han sido los 22 diseños que ha creado Olivier Rousteing, director creativo de Balmain, que sorprendieron por sus estilo ‘punk’ en negro y plateado.

Las protagonistas del evento, con el pelo ondulado (con la ayuda de extensiones) y un maquillaje muy natural, solo eyeliner negro marcado y brillo en los labios, lanzaron besos al aire y dibujaron corazones con sus manos, unos gestos muy típicos de cada show.

El director de marketing de la firma, Ed Razek, apuntaba en su Instagram que esta edición iba a ser “épica”. Por las imágenes difundidas por las agencias se pueden ver que algunos ‘looks’ han sido sin lugar a dudas espectaculares.

 

 

 

Judit Saorin

 

via: http://www.lavanguardia.com/de-moda/20171120/433040609804/victorias-secret-desfile-mejores-imagenes.html

PARIS FASHION WEEK: CHANEL

Eventos, Redes Sociales

Karl Lagerfeld: “El agua corriente es brillante, efervescente… Es una fuerza vital, sin agua no hay vida”
El lugar: El Grand Palais de París, el evento: París Fashion Week.

Después del 90 aniversario de Fendi que coincide con sus 50 años como director creativo de la marca celebrado el año pasado junto a la Fontana di Trevi en Roma, Karl, de nuevo nos a brindado una clase de gentileza en sus diseños. Sobre la pasarela, unos árboles flanqueaban el paso de las modelos.

El diseñador cubrió con protecciones de plástico tanto las prendas como los accesorios y sorprendentemente combinaron a la perfección con el tan reconocido tweed que utiliza Chanel en muchas de sus prendas y accesorios.

Los desfiles de Chanel cada vez son mas espectaculares, el pasado octubre la presentación de alta costura tuvo como marco la Torre Eiffel de París. Esta vez, Karl recreo las cataratas del Niágara que brotaban de unas paredes que bien pasaban por roca hasta que desde el backstage observamos como esas rocas en verdad estaban construidas a partir de madera.

Allí detrás, en el backstage, pudimos ver como Karl felicitaba a Cindy Crawford, una de las supermodelos de los años 80 y 90, y a su hija, Kaia Gerber, después de que ambas pisaran la bucólica pasarela al igual que el ahijado de Karl, Hudson Kroenig, un niño que tan solo tiene 7 años.

Lo que distinguió este desfile fue el uso de colores en tonos inspirados en cielos azules y aguas verdosas y eso combinado con tonos cromáticos de cabeza a pies, aportaban un aire juvenil y fresco. A medida que avanzaba la colección se fue volviendo mas playera, con outfits inspirados en pasar unos días por la costa Azul.

El diseñador explico que paso su infancia en un estrecho entre Hamburg y Dinamarca. Siendo un niño, lo mandaron a una isla de Sylt donde el aire describió que era el mas puro que nunca ha sentido. El paisaje cambiaba cada mañana porque en esa zona, el Mar del Norte es muy agitado, según relataba Karl.

Con esos recuerdos en mente y con la ayuda del equipo de Chanel, el desfile mostró tejidos acuáticos con efectos tornasolados en nylon finalmente hilado que se subliman además gracias a las perlas y su brillo iridiscente.

El resultado en general fue bastante informal, minifaldas, pantalones, vientres al aire y shorts por el muslo que dejaban volar la imaginación a unas vacaciones en la playa.

Todo se cronometro para que la luz de el sol de París justo iluminara la cúpula reflejando prismas en la pasarela que se mezclaron con el brillo que desprendían los accesorios de plástico repartidos de arriba a bajo.

No fue una muestra de las que te dejan atónito o te aceleran el corazón, pero aún así, fue impresionante ver como Karl consiguió reflejar todo lo que describió de su infancia. Naturaleza, crecimiento y los recientes desastres meteorológicos parecían funcionar a la vez en este desfile, por otro lado, tan impecablemente Chanel.

 

Judit Saorin via Vogue España.