Chatbot como estrategia de ventas

engagement, Técnicas de Ventas

¿Qué es un chatbot?

Según Wikipedia: “Un chatterbox o chatbot es un software que mantiene una conversación vía audio o texto”

Usos del chatbot

Los chatbots como concepto no son algo nuevo. Hace tiempo que existen ‘asistentes virtuales’ que son capaces de simular conversaciones cada vez más naturales.

Hasta donde yo sé, su evolución en chatbots les añade dos mejoras importantes: su capacidad de integrarse en aplicaciones y de realizar acciones básicas (envío de mensajes, reservas, información, etc. las posibilidades son enormes).

Hoy día tenemos ejemplos tan conocidos como Siri, Facebook Messenger o el bot de Slack. Algunos son incipientes y otros están más consolidados.

De una manera u otra, estos y otras grandes iniciativas nos indican que algo importante está a punto de suceder. Nos esperan grandes cambios en nuestro día a día.

Aunque las aplicaciones son muy variadas, creo que la principal aplicación de los actuales chatbots, pero sobretodo de los futuros, será la atención al cliente (tanto de incidencias, como de soporte dentro de una aplicación móvil).

Con el paso del tiempo las interacciones serán cada vez más naturales y las posibilidades (funcionalidades) cada vez mayores. Falta que los usuarios nos acostumbremos a interaccionar con ellos.

No estoy hablando de pasar a una atención al cliente 100% automatizada. Al menos no creo que esto ocurriese en el medio plazo. Pero si de que los chatbots permitirán atender un buen porcentaje de las incidencias y de las operaciones básicas con un nivel de calidad más que aceptable.

Esto permitirá a las marcas liberar recursos para atender las interacciones (llamadas, mensajes, etc.) más importantes y/o complicadas, ahorrar costes y mejorar los resultados.

Fuente: Blog de Marketing Online de Tristán Elósegui

¿Qué es un chatbot y cómo aplicarlo a una estrategia de marketing? | @tristanelosegui

Uno de los problemas recurrentes de las empresas está en la atención al cliente. Necesitan atender a muchas personas a la vez y hacerlo bien. Y esto es costoso y difícil de gestionar. Para ello cuentan con los canales tradicionales (tiendas y call centers) en los que la atención al cliente es costosa y difícil de gestionar.