Cuando un evento es una herramienta de captación de fondos

Eventos

Vivimos en una sociedad en la cual es muy difícil poder conseguir presupuesto para distintos fines sociales, en este caso quiero hablar de los solidarios y es que muchas ONGs no son capaces de realizar eventos, para recaudar el dinero que les ayude a seguir con su causa.

En primer lugar, querer crear un acto sirve para poder recaudar una suma que por otras vías les es muy difícil de obtener, y es por eso que es muy complicado poder contratar agencias que controlen y organicen el mismo. Por tanto, finalmente es la propia ONG la que tiene que crear, formar y gestionar el mismo para que éste llegue a buen puerto.

Partimos de una idea principal, crear algo distinto, que atraiga al público, que le ofrezca algo nuevo, que sea fresco y que, en definitiva, le ayude a decidirse a participar en él. Si fuera posible, sería de gran ayuda contar con algún profesional reconocido o incluso un personaje popular, que se preste a este acontecimiento para alcanzar más impacto.

Hay que lograr que el asistente se involucre desde el inicio. Para afianzar eso hay que realizar un seguimiento previo del mismo y una investigación cuyo objetivo es encontrar el contenido adecuado para deleite de los asistentes.

Una de las premisas principales es la de realizar una estrategia de comunicación completa en todos los sentidos.  Antes, durante y después, ya sea de manera física o en redes sociales, dándole importancia a las acciones que se van a promover gracias al evento, apoyándote en voluntarios y asistentes para conseguir mayor impacto.

También puedes respaldarte por otro tipo de organizaciones para que te ayuden a que la gente pueda ver este contenido y así lograr mayor aval para el objetivo principal que nos hemos marcado.

Otro paso muy relevante es el precio de la entrada, o de la participación en caso de que sea una jornada deportiva, es decir, hacer referencia a la cantidad que va a ir destinada a la ONG y a qué proyecto en concreto. Sobre todo, que haya gran transparencia a la hora de donde va a parar el dinero, para evitar conflicto con los asistentes.

Sería de vital importancia y más hoy en día, el ampliar la base de datos con los nuevos usuarios/participantes que tenemos, para que puedan recibir información para los siguientes actos que se organicen. Ya sea por una web, landing page, gente que recopile información durante el mismo, sorteo utilizando datos, etc.

Dinamizar y activar a los participantes, mediante un concurso o un sorteo, que también servirá para atraer más aún a las masas. En este punto sería interesante contar con algún patrocinador, para que colaborara en la realización de este tipo de acciones, ya sea con el objeto del sorteo u ofreciendo ventajas adicionales con sus servicios dentro de éste.

Lograr que la gente se sienta bien con su participación. Una vez terminado todo, se pueden enviar los resultados obtenidos, informar de los siguientes encuentros, etc. En definitiva, que vean que la idea por la que se organizó todo, se ha podido conseguir gracias a su participación.

En conclusión, cuando el proceso del evento haya terminado saca los puntos positivos y negativos y lucha para mejorar. Ten en cuenta las opiniones de los asistentes que te ayudaran a mejorar de cara a los acontecimientos venideros.

 

 

Fuente: Eventbrite