las 3 principales claves para hacer contactos.

Comunicaciones 2.0

Los eventos de networking son excelentes lugares para conocer clientes potenciales, usuarios y aliados estratégicos de negocios en un nivel personal y profesional. Sin embargo, por desgracia muchos de nosotros vamos a estos eventos y probamos la comida, hablamos un par de veces con algunos desconocidos… y pocas veces entablamos conexiones significativas.

Para aumentar tus posibilidades de hablar en un nivel más personal y ganar clientes y contactos, es importante que establezcas una cita para que posteriormente podamos contactar de una manera más profunda.

La clave para obtener una cita con alguien es ser claro sobre las razones por las cuales quieres reunirte. ¿Pueden convertirse en una buena referencia o en aliados estratégicos? ¿Podrían convertirse en tus clientes? Es preciso que propongas razones atractivas para encontrarse después, y entonces tus posibilidades de concretar una reunión aumentarán.

Por este motivo, aquí ofrecemos los 3 tips principales para irte con esa reunión:

  1. Asiste a eventos con mucha afluencia de público

Todos los días se organizan decenas de eventos de networking. Tu primer paso es planear, y seleccionar únicamente aquellos en los que creas que tus clientes potenciales y afiliados podrían estar. Asimismo, no asumas que sólo podrás conocer clientes potenciales en eventos profesionales: explora otros lugares, como sesiones en grupo, eventos caritativos o reuniones en tu comunidad.

2.-Preséntate delante de la gente

Escribe los nombres de las personas que te interese conocer en tu Smartphone o tu cuaderno, y apunta también algunos detalles esenciales que necesites recordar. Una vez que llegues al evento, la lista te ayudará a recordar nombres y mantenerte concentrado. Puedes reconocerlas por medio de fotos en la lista de invitados o al leer sus etiquetas. Una vez que veas a alguien que desees conocer, sonríe, ofrécele tu mano, di tu nombre y a qué te dedicas. Haz preguntas abiertas y trata de averiguar si tienen algo en común. Escucha más y habla menos. Enfócate en la otra persona en lugar de en ti mismo.

3.-Prepara el terreno para una reunión posterior

Sé breve y no monopolices el tiempo de una persona. Enfócate en crear un entendimiento, no en vender. Pregunta a los otros sobre sí mismos, sobre sus negocios y lo que les gusta hacer cuando no están trabajando. La mayoría de las personas adora hablar sobre sus hobbies e intereses. Muestra un interés genuino por los demás y por lo que tienen que decir y ofrece ayuda cuando puedas.

Si crees que alguien es un cliente potencial o aliado de negocios, di algo como “ha sido increíble hablar contigo, pero estoy seguro de que hay más personas aquí que quieren conocerte. Me gustaría continuar esta conversación después porque creo que podríamos trabajar juntos en cualquier evento. Me encantaría que nos reuniéramos otro día para hablar más sobre lo que hacemos. ¿Puedo llamarte o escribirte mañana? Llegados a este punto, si la otra persona en cuestión ha aceptado es una clara indicación de que estamos haciendo bien las cosas.