Elementos imprescindibles para tu evento

Eventos

Como ya sabemos los eventos corporativos son una herramienta que las empresas usan para motivar, fidelizar y reconocer tanto a sus clientes como a sus propios empleados. Por este motivo a la hora de crear un evento es fundamental tener claro el objetivo que se busca o se pretende conseguir.

Existe el dicho de que no hay segundas oportunidades para causar una buena impresión. El agrado o rechazo ocurren en un instante.

 

Para que el evento sea todo un éxito lo primero que hay que hacer es elegir un lugar especial para realizarlo. Salir de las oficinas para impresionar con un entorno diferente puede ser la clave para acercarnos más al triunfo.  La versatilidad de los espacios puede proporcionarnos muchas posibilidades dentro del mismo evento, sin perder la elegancia y el gusto. Hay que tratar de encontrar el escenario perfecto para generar sensaciones positivas y hacer que los invitados se sientan cómodos.

 

Por ello, previamente debemos haber informado y haber dado facilidades a los asistentes a acudir al lugar y darles las indicaciones o transportes necesarios para que la asistencia sea lo más sencilla posible y no se convierta en un inconveniente.

 

Hay que adaptarse a las circunstancias y ser conscientes de que pueden surgir imprevistos. Si el evento cuenta con una comida o cena, deberemos tener en cuenta qué platos se van a degustar e intentar escoger aquellos que más se acerquen a las preferencias de nuestros invitados.
Es vital también tener en cuenta la forma en que se van a distribuir los invitados en las mesas para que ellos se sientan lo más cómodos posibles y que pueda fluir la conversación entre ellos.

 

El tiempo y la tecnología pueden convertirse en grandes enemigos, por lo que es imprescindible probar con antelación los materiales y comprobar que todo funcione a la perfección. Debemos hacer sentir a los invitados de que el evento ha sido calculado de forma minuciosa y que no dejamos nada para la improvisación.

 

Los obsequios post-evento pueden ser un factor muy positivo si están bien pensados y preparados. Es una muestra de agradecimiento y también podemos jugar con el recuerdo de nuestros invitados a la hora de entregarles el obsequio, ya que se relacionará directamente con nuestro evento o empresa. Para ello el obsequio debe ser algo útil, mejorará nuestra imagen de empresa.

 

Por último, en el proceso de organización el evento, hay que tener en cuenta hasta el más mínimo detalle. Proporcionar lápiz y papel o enchufes para que puedan cargar sus dispositivos portátiles, les facilitará la estancia y se sentirán más a gusto y acogidos.

Hay que tener en cuenta todos los aspectos para conseguir una buena primera impresión y seguir con este patrón en el transcurso del evento. Debemos afianzar nuestro trabajo. Conseguir un buen diseño y establecer una coordinación perfecta y sin errores.

 

 

Fuente: http://cevents.es/eventos-corporativos/