Entorno Económico: Impacto Quantitative Easing FED. Ejemplo Alemania 1923

Comunicaciones 2.0

En su última comparecencia Ben Bernanke, el presidente de la FED, abría la puerta a una nueva dosis de Quantitative Easing, conocido como QE2, la FED podría aprobar a principios de Noviembre nuevas compras de Bonos del Tesoro de los EEUU para darle una nueva dosis de liquidez al sistema que se estima que ascenderá entre 500 mil y 1 billón de dólares. Es decir van a imprimir más “papelitos”.

El Quantitative Easing es conocido como el arma nuclear de los Bancos Centrales, casi nunca se ha utilizado y no se conocen muy bien cuales pueden ser las consecuencias y a pesar de que algunos ya han anunciado oficialmente que hemos salido de la recesión económica, pues la FED parece que le ha dado por darle por segunda vez desde que empezó la crisis al botón rojo. Así que algo no estará funcionando tan bien como parece.

Oficialmente Bernanke justifica la segunda dosis de Quantitative Easing debido a que el paro en EEUU sigue siendo muy alto, 9,6% (¿eso es un nivel de paro alto?) y la inflación está por debajo del objetivo fijado por la FED que es del 2% con algún que otro signo de riesgo deflacionario. Un panorama que tampoco parece tan negro como para justificar utilizar políticas monetarias tan drásticas e inusuales. Así que a buen entendedor pocas palabras faltan e uno intuye que la situación debe ser bastante más grave de lo que los ciudadanos de pie podemos palpar.

La distorsión que puede crear en los mercados de divisas y en ciertos activos són complicados de prever. Lo único cierto, es que aunque el oro parece vivir una burbuja marcando máximos día si día también, los inversores se empiezan a dar cuenta que el oro es a día de hoy la única divisa que no puede ser depreciada por unos Bancos Centrales desesperados por sacarnos de la crisis.

Las consecuencias del Quantitative Easing son imprevisibles, el mismo Bernanke lo ha reconocido, pero si que tenemos algún ejemplo.

Alemania 1920 consecuencia de una política monetaria de Quantiative Easing:

En 1922 el Banco Central Alemán y el departamento del Tesoro del Gobierno Alemán tomaron la decisión de empezar a imprimir dinero como medida para sacar a Alemania de una crisis que no acababan de superar. Decidieron que lo mejor era facilitar el acceso al dinero para estimular la economía. Empezaron a “imprimir” dinero, la economía no reaccionó a pesar que había más dinero a disposición de todo el mundo, así que ante la falta de reacción del enfermo siguieron aumentando la dosis.

De repente, en muy poco tiempo, los precios empezaron a dispararse a pesar de que la economía seguía totalmente estancada. El Gobierno se vio obligado a devaluar el marco alemán. A principio de la primera guerra mundial el tipo de cambio era de 4,2 marcos 1 dólar US. El nuevo valor marcado por el Gobierno Alemán 2 mil millones de marcos 1 dólar. La devaluación continuó. 13 meses más tarde, 4,2 billones de marcos 1 dólar.

Para ser conscientes del impacto os dejo un ejemplo sobre la evolución del precio de una barra de pan en alemania en esa época:

1914 – 0,13 cts

1916 – 0,19 cts.

1919 – 0,26 cts.

1920 – 1,20 $

1921 – 1,35 $

1922 – 3,50 $

Principios 1923 – 700 $

Mediados 1923 – 1.200 $

Septiembre 1923 – 2 millones $

Octubre 1923 – 670 millones $

Noviembre 1923 – 3 mil millones $

Mediado Noviembre 1923 – 100 mil millones $.

El resultado final lo conocemos todos.

En fin aún no se como los sindicatos montan una Huelga General por alargar dos años más las pensiones o las reformas que se plantean en los contratos de trabajo, nos están metiendo un elefante en casa y nos asustamos por haber visto un ratón. Espero que la próxima huelga general sea contra el Quantitative Easing de la FED y el BCE. Una herramienta de política monetaria con capacidad de crear la mayor destrucción indiscriminada de riqueza y bienestar.

Source: www.gurusblog.com

See on Scoop.itAnálisis del Macroentorno Económico: