Evento Express

Comunicaciones 2.0
  1. La brújula del evento: antes de dar cualquier paso, aseguraros de tener bien claro el qué, quién, por qué, cómo y cuándo. Cómo cualquier evento, o casi cómo cualquier cosa que se desee organizar, necesita de un esbozo previo. Es posible que este pequeño mapa que elaboréis se modifique a medida que desarrolléis cualquier acción. Sin embargo, este punto de partida será vuestra brújula para orientaros.
  2. El público: El público que deseas invitar será el que determine el tipo de evento que deseas organizar o a la inversa. La temática tendrá que ir acorde con el perfil de los asistentes. Antes de decidir y ejecutar cualquier plan de acción recuerda tener este punto desarrollado previamente. Analiza cuáles son las preferencias del público y qué es lo que realmente le interesa, por qué motivo querrían venir. Acertar no es magia ni suerte, la mayoría de los casos implica un análisis extenso sobre el quién y el por qué. Te evitarás momentos incómodos y acertaras de lo más seguro.
  3. Temática: Una vez concretado el público o el tema, desarrollar con mayor profundidad el concepto que girará el evento. Personalizar el evento que responda “qué hacer en fin de año” concorde al público, puede conllevar mejores resultados, mayor participación de los asistentes y mejores recuerdos. Es importante que la decisión del tema esté en concordancia con el tiempo y las posibilidades de conseguir resultados favorables. Siempre es mejor aspirar alto, pero con la convicción realista de que se puede conseguir. A veces quizá es mejor concretar unos puntos fuertes pero que no requieran más tiempo de lo necesario. Priorizar lo que lleve mejores resultados en relación al presupuesto y al tiempo que se disponga.
  4. Decorado y ambiente:¿Qué es necesario para conseguir materializar el concepto del evento de fin de año? ¿Qué decorado necesitamos? Con poco se puede conseguir mucho. No olvidéis decorar el espacio con motivos que impliquen a los invitados, un photocall, un espacio para “disfrazarse”, una playlist que esté realmente en consonancia con el tipo de evento.
  5. Gamificación y creatividad: si te planteas gamificar el evento o ponerle un poco de suspense y creatividad, añadirás un ingrediente sorpresa, crearás expectativas y por supuesto te llevarás el público en el bolsillo.
  6. Estructura una comunicación adecuada y personalizada:Transmite todos los motivos por los cuales no se deben perder el evento. Según el tipo de evento que hayas organizado, comunícate con un lenguaje que ponga en práctica lo que promete el evento. Asegúrate de que confirmen la asistencia. Lleva una lista y un control. No esperes que la suerte decida por ti, en muchos casos que se ejecuta de tal modo, acaba siendo un local vacío con un encargado del evento desesperado.
  7. Inmortalizar los momentos:fin de año es una de las noches más importantes que existen en los 365 que lo conforman. No olvides que después de este evento, lo mejor que te puedes llevar es un gran recuerdo. Prepáralo para ofrecerlo.