Eventos motivacionales para empresas

Eventos

Hoy en día en las empresas existen gran variedad de problemas de trabajadores desmotivados, que normalmente provocan una falta de rendimiento en la compañía, ya que no disfrutan en ella creando además un entorno muy poco agradable tanto para si mismos como para el resto de compañeros.

Es por eso que hay que invertir en internal branding, ya que con esto conseguiremos que nuestros empleados se encuentren cómodos, plenos, motivados y satisfechos con su trabajo. Ya que esto por un lado no solo beneficiará al trabajador y al buen funcionamiento de la empresa, sino que también se ayudará de cara a la comunicación con el cliente, y en consecuencia a la relación con él.

Y es que en la mayoría de los casos la felicidad del trabajador no viene dada por el dinero, y hay muchos estudios que demuestran que hasta un 70% de los empleados se sienten motivados gracias a recompensas que no están relacionadas con el dinero.

Eventos motivacionales

En varias ocasiones deberíamos dar gracias e intentar realizar más eventos motivacionales, ya que se puede conseguir que los trabajadores de la compañía se sientan auto-realizados. La idea es romper con la rutina que tenemos en el trabajo y cambiar eso por un momento de disfrute con la empresa y sus compañeros, creando así una mayor afinidad y una mejor relación con estos.

Este tipo de eventos lo que hace es fomentar sensaciones distintas que normalmente no podemos vivir en el trabajo y hacen posible por otro lado contrarrestar la tensión que vives en tu puesto día a día.

Por lo tanto, en este tipo de actos lo que hay que priorizar es el trato con el trabajador, para que se sienta parte del equipo, reconociendo su trabajo y haciendo acciones diferentes y especiales para que se sienta mejor, más feliz.

Estas jornadas están preparadas más como una acción experiencial, para que los sentimientos lleguen más y se perciba como algo mucho más importante.

Normalmente los más populares son los gamificados. Crear un juego alrededor del evento, ayuda al trabajo en equipo, como de ocio, deportivo o actividades al aire libre.

En definitiva, nos ayudan a respirar un mejor ambiente en la empresa y en consecuencia con el cliente. Ver las cosas con mayor optimismo y motivación. Esto ayudará realmente a aumentar el rendimiento y la relación interpersonales.

Fuente: Optievents