Falsos mitos de las redes sociales para empresas turísticas

Comunicaciones 2.0

Mucho hablamos de la importancia de las redes sociales para el sector turístico pero no hay que confundir su efectividad a la hora de conseguir ventas y posicionamiento de nuestra web. En ellas hay que plantearse objetivos reales para no perder el tiempo intentando lograr unas expectativas que nos han dicho que se pueden alcanzar.

Y para que te centres en objetivos alcanzables, te contaré aquí por qué no hay que hacer casos a los falsos mitos que se han extendido en Internet sobre las redes sociales.

1- No son un factor directo para el posicionamiento en Google: tener más seguidores, más me gustas o +1, más comentarios… no influyen para aparecer en la primera página del buscador. Aunque hay estudios que dicen que están mejor posicionadas las páginas que tienen más presencia en redes sociales, esto no es la causa sino la consecuencia, ya que cuanto mejor contenido tenga una web, más fácil será de posicionar y de que consiga más movimiento en redes sociales. Eso sí, la difusión en ellas hará que ese contenido salga fuera de la propia página en forma de links externos y menciones en otras webs, que son lo que influye más en el SEO. Son, por tanto, parte del proceso pero no el factor más importante.

Dicho esto, hay que ser conscientes de que la actividad en social media no puede afectar en Google de forma directa, porque el buscador no puede depender de los datos que le proporcionen terceras empresas, como Facebook o Twitter, para generar  su algoritmo, ya que, por ejemplo, podrían cerrar el acceso directo a su información.

2- En las redes sociales no se vende: aunque les pese a muchos, en las redes sociales no se vende y las conversiones, por ejemplo, en forma de reservas en un alojamiento, vienen más de otros medios, como el e-mail marketing, el SEO y el SEM. Por lo que las ventas no deben ser un objetivo.

3- El número de seguidores es diferente a la reputación o influencia: no sólo hay que fijarse en el número de fans que se tienen en redes sociales, ya que es una métrica que se puede falsear. Lo importante es que tus seguidores compartan tu contenido e interactúen contigo.

En cuanto a la influencia, lo que te convierte en influencer es que seas un referente también en el mundo offline, fuera de la red social, pues a partir de ahí hablarán de ti.

4- Si no estamos en las redes sociales no existimos: aunque son un medio más, estar en ellas no es imprescindible. Por ejemplo, la empresa Mil Anuncios, sin perfiles sociales activos, fue vendida a comienzos de año por 50 millones de euros.

Eso sí, si decides estar, porque es ahí donde se mueven tus posibles usuarios, tienes que cuidar tu presencia y elegir bien en cuáles y cómo vas a trabajar.

5- Medir el ROI es difícil: en realidad sólo hay que saber cuáles son tus objetivos en redes sociales para detectar los valores a medir, con sus propias herramientas. Según tus objetivos, tendrás que fijarte en: tráfico a la web y conversiones, engagement o reputación.

Imagen Redes sociales vía Shutterstock.

Source: www.tecnohotelnews.com

See on Scoop.itEstrategias Competitivas enTurismo: