Fusión de moda y gastronomía

Eventos

Con motivo de la semana de la moda, H&M abrió el pasado 3 de Febrero la primera tienda insignia de España en Barcelona. La misma se encuentra ubicada en el emblemático edificio Generali, en la confluencia de la Gran Vía con paseo de Gracia. Con más de 5.000 metros cuadrados, esta es una de las tiendas más grandes del mundo de la firma sueca, que además se destaca por un interior diferenciado, que pretende crear atmosferas para favorecer la experiencia de compra. El diseño de este establecimiento, llevado a cabo por los propios diseñadores de la marca, está inspirado en galerías de arte, museos y la naturaleza; para la puesta en escena de la nueva tienda de Barcelona se han utilizado materiales como la madera, el mármol, el cristal, los espejos, detalles en acero, en piel o azulejos pintados, entre otros. El local cuenta con más de 5000 metros cuadrados y está dividido en cuatro plantas, donde se pueden encontrar todas las colecciones de la firma y a esto se le suma una nueva división de objetos del hogar. Para agregar valor a la experiencia total del cliente, se ha incorporado por primera vez un espacio gastronómico y una terraza con sofás para que los clientes puedan disfrutar más de la visita al local.

La cafetería Flax and Kale”, situada en el segundo piso, ofrece un sinfín de manjares saludables basados en frutas, verduras y cereales en un espacio con enormes ventanas decoradas con flores naturales. La primera vez que frecuenté este espacio, me sorprendió encontrar en el menú bowls de açaí (fruto proveniente del Amazonas). Por un momento, la experiencia de tomar un café por la tarde en los coloridos sillones te remonta a una tarde en Paris.

La fusión de la moda y la gastronomía parece algo extraña, pero los portavoces de la marca aseguran que comparten valores como “la búsqueda de la perfección estética, la sostenibilidad y el estilo de vida saludable”.