Geolocalizar clientes y marcas impulsa el márketing turístico de proximidad

Comunicaciones 2.0

El concepto de geolocalización parte del hecho de ubicar un punto en coordenadas GPS (Global Positioning System). A partir de ahí, la tecnología ha desarrollado multitud de sistemas y aplicaciones utilizados para fines como la seguridad, la navegación o las telecomunicaciones.

La geolocalización empezó a usarse por los hoteles en 2008 para informar a sus potenciales clientes de la localización exacta de sus establecimientos. En la actualidad, gracias al rápido desarrollo de las aplicaciones y sistemas de geolocalización online y a la popularización de los smartphones, el márketing turístico ha encontrado nuevas y revolucionarias maneras de llegar al cliente en cualquier momento del proceso de compra.

Ahora los hoteles no sólo pueden georefrenciar sus establecimientos, sino llegar fácilmente a los potenciales clientes que se encuentran cerca, pues éstos también están geolocalizados gracias a los sistemas de GPS de sus dispositivos móviles.

geolocalización y ofrecen al usuario la posibilidad de realizar búsquedas sobre los hoteles más cercanos a su ubicación, los restaurantes recomendados de la zona, las gasolineras más baratas… etc.

Google, por su parte, no se ha quedado atrás, sino que sus mapas han evolucionado incorporando nuevas funcionalidades como el Street View, una tecnología con la que ha conseguido registrar imágenes en 360º de buena parte del mundo. Recientemente, ha registrado también áreas inhóspitas como el Cañón del Colorado o incluso las profundidades marinas.