Innovación: La estrategia para aplicar la innovación a nivel empresarial

Comunicaciones 2.0

Los cambios tecnológicos que viven las empresas están provocando que se diseñe un nuevo enfoque empresarial, pero antes de ejecutarlo debe realizarse un diagnóstico de la compañía y crear un comité que gestione las ideas con las que desarrollarlo.
La innovación puede ser de 3 tipos diferentes, como son tecnológica, organizativa y comercial.
Para Joaquim Vilà, profesor de innovación de IESE, en declaraciones a expansion.com, “los cambios en el modelo de negocio también entran dentro del concepto de innovación y es, precisamente, donde más pueden evolucionar las pequeñas y medianas empresas puesto que la incorporación de la tecnología en sus productos les puede resultar muy cara”.
Para que las ideas generadas en el seno empresarial den resultados rentables es importante seguir un proceso riguroso.
1 – Lo primero es ejecutar un diagnóstico de partida de la empresa para conocer con qué problemas cuenta la organización y si está preparada para introducir cambios. Las pymes pueden utilizar herramientas online que estudian aspectos como la flexibilidad de la compañía.
2- Tras el diagnóstico es positivo crear un comité de innovación que analice las carencias que presenta el mercado y la manera de poder cubrirlas. En este sentido una idea es que los propios empleados aporten ideas mediante una plataforma en la que puedan quedar plasmadas, con el objetivo de que la información no se pierda.
3 – El tercer paso por tanto sería involucrar al equipo en una cultura innovadora mediante mecanismos como la creación de una agenda para trabajar exclusivamente en el nuevo proyecto o la convocatoria de una serie de reuniones con el comité de innovación.
Para esta transformación innovadora deben estar implicados la dirección y el resto del equipo para que todos trabajen conjuntamente en una sola idea. Además si lo que se desea es cambiar el enfoque comercial hay que estudiar las relaciones existentes tanto fuera como dentro de la empresa e implicar a todos los departamentos.
Para no caer en los errores más comunes lo adecuado es crear equipos de personas que encierren perfiles racionales y creativos y puedan complementarse. El cambio no es radical puesto que se trata de un proceso donde se irá introduciendo un nuevo producto o estrategia de forma gradual sin tener que romper con la estrategia inicial.
La innovación no sólo se trata de ofrecer un producto nunca visto sino de redefinir algo ya hecho e implantar mejoras u otros modelos de negocio.
Por tanto para enfocar bien dónde se quiere llegar y establecer un riguroso método hay que tener presente la visión, el deseo y la disciplina y tener en cuenta que la incertidumbre será inevitable porque este tipo de actividades se basan en la prueba y el error.

Por último, en la actitud para llevar a cabo un proceso de innovación no hay que olvidar el rigor. Se trata de un proceso largo en donde se cubre una nueva necesidad mediante la búsqueda de distintas vías alternativas, por lo que se debe imponer el rigor en cómo se va a proceder en cada uno de las tareas.

Source: www.directivosygerentes.com

See on Scoop.itEstrategias de Innovación: