Innovación y la incertidumbre de los Directivos

Comunicaciones 2.0

Con el auge del concepto de Innovación han aflorado paralelamente algunas de las incertidumbres asociadas desde el punto de vista de los Directivos de las Organizaciones:
. ¿Tengo que poner en marcha una nueva organización o equipo para hacer realidad las innovaciones?
. ¿Será suficiente con destinar una persona, vamos a llamarle “genio”?
. ¿Qué tipo de equipo de personas me hará falta? ¿Especialistas, mixto, amplio, reducido?
A este tipo de preguntas se sumarán las propias del coste de ponerlo en marcha, la oportunidad del momento así como las más propias de la operativa cotidiana de trabajo de los mismos.

No es fácil resolver este tipo de incertidumbre pero hay que hacerlo ya que, de lo contrario, no se pondrá en marcha el proceso.
Tenemos que partir de un concepto aceptado previamente cual es el de definir la Innovación como un proceso mediante el cual se transforman ideas iniciales en productos/procesos/mketing/modelo gestión/Modelo negocio diferentes a los actuales.
Lo podemos resumir diciendo que se trata de lograr una nueva combinación de ideas. Partiendo de esta forma de afrontarlo tenemos:
. Proceso iterativo, ya que parte de ideas previas para transformar.
. Gran cantidad de resultados como consecuencia de muchas posibles combinaciones.
Con estos parámetros, se puede evaluar, con el tiempo, las distribuciones de las innovaciones, dando un resultado del tipo:
. Distribución altamente asimétrica y con tendencia a curva Log. Normal de la utilidad de las innovaciones.
. Larga cola donde se ubican, precisamente, las innovaciones importantes o “grandes adelantos”.
Nos encontramos pues con unos resultados experimentales que podrían desalentar a los Directivos, pero no es menos cierto que presentan la ventaja de descubrir un comportamiento repetitivo. A saber:
. Necesidad de realizar muchos intentos, proponer muchas innovaciones. Cantidad.
. Ir avanzando en la consecución de éxito en dichos intentos. Calidad.
. Necesidad de enfocar en muchas direcciones para aumentar las probabilidades. Amplitud.
Con estas premisas ya es más fácil responder a las iniciales preguntas y lograr reducir la incertidumbre de los Directivos:
. Mejor el equipo que la individualidad.
. No desdeñar la individualidad realmente innovadora y creativa.
. Mejor la diversidad en el equipo que la homogeneidad.
. Vigilar la dispersión propia del equipo basado en la diversidad.
. Necesidad de coordinar al equipo, bien sea mediante la intermediación (centralizar el liderazgo) o la cohesión del 
  equipo (generar nodos de influencia).
. Tener presente la Cultura de la organización en el anterior punto.

El proceso de innovación ¿Genera incertidumbre en los Directivos?
¿Es mejor la homogeneidad o la diversidad en el equipo innovador?
¿Es mejor apuntar a varios campos a la hora de innovar o centrarse en una única dirección?
¿Favorecer la cantidad o la calidad de las ideas?

Source: www.directivosygerentes.com

See on Scoop.itEstrategias de Innovación: