Inteligencia artificial

Comunicaciones 2.0

El desarrollo de esta tecnología sin control alguno puede poner en riesgo la democracia y la estabilidad laboral en todo el mundo, dicen expertos. (según un artículo publicado en el apartado de tecnología LaVanguardia.com)

No solo se ha dado desde el comienzo el debate sobre los problemas éticos que tiene el desarrollo de varios formatos basados en lo que se conoce como inteligencia artificial, sino que a medida que esta avanza, la beligerancia de las posiciones plantean verdaderos desafíos hacia el futuro en esta materia.

Los puntos que antes se discutían, hace rato superaron el ámbito especializado de los desarrolladores, para ocupar lugar importante en congresos nacionales, presidencias de las potencias u organismos internacionales que tratan de poner una salvaguarda a las democracias que hoy enfrentan amenazas de este tipo.

Según mi opinión el alcance e impacto que la Inteligencia artificial puede tener dependerá del uso ético que se le otorgue. A día de hoy los seres humanos tenemos el “control” de lo que creamos: robots, máquinas inteligentes, etc. así que seguir dominándolos es nuestra obligación y compromiso.

El poder ahora recae sobre quien crea… que las creaciones no cojan el  control es una responsabilidad de los creadores.