La final de la Champions más que un evento

Eventos

La final de la Champions League es el evento anual más importante del fútbol y uno de los acontecimientos deportivos más importantes del año a nivel mundial. Es el partido que más impacto económico genera de la temporada, ciñéndonos a las estimaciones de Instituto Portugués de Administración de Márketing (IPAM), la pasada final de la Champions League produjo hasta 400 millones de euros. Para hacernos una idea, el doble que el Gran Premio de España de Fórmula 1.

Resultat d'imatges de champions league

¿Sabías que los equipos…?

Ganadores de la UEFA Champions League llegan a obtener alrededor de 120 millones de euros por alzarse con el título, en cambio, para el subcampeón las cifras son algo superiores a los 70 millones de euros, según varios estudios realizados por MasterCard en las finales anteriores.

Los últimos campeones de la Champions League, Real Madrid en 2014 y Bayern de Múnich en 2013, se hicieron con 57 y 55 millones de euros respectivamente, por alzar el título, sin tener en cuenta la cifra que cobran al comercializar sus derechos de imagen y televisión los próximos años.

Sólo por el hecho de jugar la final, la UEFA premia al campeón de la Champions League con la cantidad de 10,5 millones de euros y al subcampeón con 6,5 millones.

¿Sabías que los jugadores…?

Del Real Madrid tuvieron en primas 600.000 euros cada uno por proclamarse campeones de la décima.

En definitiva, más de 25 millones de euros (de los 57 millones logrados) salieron de las arcas madridistas para pagar a jugadores, cuerpo técnico del primer equipo y resto de los trabajadores del club debido a los acuerdos negociados durante la temporada. A eso hay que añadir las primas a terceros, como sucede con el Tottenham inglés que recibió 5 millones de euros más por el fichaje del jugador galés, Gareth Bale.

¿Sabías que la ciudad de…?

Lisboa obtuvo unas ganancias de 46,3 millones, según un estudio de la escuela de márketing portuguesa IPAM.

Fueron más de 100.000 visitantes con motivo del partido, con el consiguiente gasto en bares, discotecas, comercios, hoteles o atracciones turísticas que eso supone.

La capital portuguesa se convirtió por unos días en la ciudad del fútbol. Las plazas hoteleras estuvieron ocupadas al 100%. Esto supuso que los precios crecieran de forma abusiva: la habitación por noche se elevó a los 800 euros de media, sumados a los 50 euros en restauración por jornada, más otros 50 euros en gastos propios de actividades turísticas y otros 5 por el transporte. Las ventas de cerveza aumentaron ese fin de semana hasta un 15%, según la Asociación Portuguesa de Productores de Cerveza.

En el caso de Londres, el beneficio por ser la sede del partido fue de 52 millones de euros en la final de la Champions League de 2011. El estudio de MasterCard, realizado por uno de los principales expertos en el negocio del deporte en el mundo, Simón Chadwick, estimó que la final de la Champions que se jugó en el Santiago Bernabéu en el año 2010, la capital española se benefició de una ganancia estimada de 50 millones de euros.

Madrid eclipsó los 45 millones de euros que disfrutó Roma como anfitrión en el 2009, fue la última temporada en la que el partido se disputó en miércoles, lo que generaba un menor impacto económico en la ciudad que acogía la final.

¿Sabías que en televisión…?

La UEFA Champions League es el evento deportivo anual líder, por número de países en que se transmite, de todos los principales acontecimientos deportivos en el mundo. La final celebrada en Roma en el año 2009 entre Manchester United y FC Barcelona, obtuvo una audiencia televisiva media de 145,2 millones, ensombreciendo la Súper Bowl, que atrajo una audiencia media de 106 millones de espectadores.

En última final de la Champions entre Real Madrid y Atlético de Madrid, la audiencia fue aproximadamente de 165 millones de aficionados. El hecho de que los dos equipos fueran de un mismo país tuvo un impacto negativo, ya que la máxima expectación por el partido se centró en España. Lo interesante en términos económicos es que sean dos equipos de distintos países; esto aumenta el número de espectadores que ven el encuentro por televisión a nivel global.

¿Sabías que…?

Otros beneficiados con la final de la Champions League son las compañías de transportes. Las empresas españolas y portuguesas, Iberia, Air Europa o EasyJet, aumentaron la demanda de plazas aéreas en las jornadas previas al partido la pasada edición de la Liga de Campeones. Las dos empresas que más aficionados llevaron por tierra fueron Renfe y Alsa.

Según un nuevo estudio realizado por MasterCard, Patrocinador Oficial de la UEFA Champions League, prevé que la gran final genera más de 351,5 millones de euros en toda la economía europea, una cifra que IPAM eleva a 408 millones.

De ellos, en la anterior final de la Champions League entre dos clubes españoles, se considera que el 38%, 154 millones de euros, se quedó en territorio español fruto de consumos extraordinarios o ingresos publicitarios. Por ejemplo, se ha estimado que los aficionados españoles que vieron el partido en casa gastaron una media de 7,5 euros. Como ejemplo sirva que Telepizza elevó sus ventas un 30% respecto a un sábado normal.

El informe también dice que los fans gastaron importantes sumas durante su viaje para presenciar el espectáculo, gastando dinero en artículos como camisetas y bufandas, además de en comida y bebida.

Estas son las cifras que maneja el mayor evento anual del planeta fútbol. Un acontecimiento increíble y lleno de pasión, donde los aficionados están dispuestos a desembolsar grandes cantidades de dinero por disfrutar del espectáculo.

Borja García-Peña Martín.