las nuevas bodas Vintage.

Comunicaciones 2.0

Todo lo que lleva en nombre vintage o está relacionado con ello está de moda en el país desde hace ya un tiempo. Hoy, este fenómeno dejó de ser exclusivo de las pasarelas para volverse una constante entre las mujeres citadinas independientes y fanáticas de la moda relajada y sin complicaciones. Y a pesar de que muchas de las prendas y adornos característicos de este movimiento provienen de los tianguis de pulgas y tiendas de antigüedades, suelen ser de alto costo.

Si tienes experiencia en la decoración de espacios, conoces a la perfección la manera de lograr un ambiente 100% vintage y cuentas con el don de anfitrión (o anfitriona), esta idea de negocio es para ti: decoración para bodas vintage. La ventaja de este negocio es que puedes operarlo de medio tiempo y ejecutar tus ideas los fines de semana.


Para lograr una decoración de este tipo, busca alianzas con tiendas de antigüedades que puedan “prestarte” durante determinadas horas muebles, floreros, cuadros y hasta esculturas. Utiliza tu imaginación para sorprender a los invitados con cortinas elaboradas con terciopelo (como de teatro de los años 20) o manta de cielo.

Darle un toque de color a este tipo de bodas no tiene que ser complicado o costoso pues pueden emplearse flores como claveles y margaritas o flores de papel. En cuanto a la loza para servir los alimentos, ésta puedes adquirirla en los tianguis de pulgas a bajo costo debido a que, por lo general, son juegos con piezas faltantes.

Incluye en la decoración experiencias vintage, como sesiones de fotografía (con acabados en sepia) en las que los invitados puedan disfrazarse con prendas de los años 20, sombreros y estolas; paseos en motonetas y un par de horas con música como bachata, salsa, cumbia y rock & roll.