La ‘nueva ola’ del turismo: experiencias personalizadas, más urbanas y más colaborativas

Comunicaciones 2.0

Las nuevas tendencias del turismo Viajeros más informados. Se acabó viajar a ciegas y cruzar los dedos para que el destino no nos decepcione. Según un reciente estudio de American Express, uno de cada cuatro viajeros selecciona su viaje guiados por recomendaciones en foros, webs y redes sociales; el 58% usa estas páginas para comprobar la calidad de su hotel y el 53% para descubrir planes de ocio en el destino seleccionado. “Las tecnologías de la información han revolucionado el turismo”, apuntaba Marta Blanco Quesada, directora general de Turespaña, en el citado foro de turismo. “El turista digital tiene acceso a la información antes, durante y después de un viaje y además ahora le gusta compartir sus experiencias”.

Nuevas plataformas colaborativas. ¿Quién no ha oído hablar Air B’nB, Homeaway o Bemate? Son nombres que ya forman parte del paisaje turístico en España y que están cambiando la forma de hacer turismo. Y la tendencia es alcista pese a la escrutinio fiscal de las autoridades. “Los Gobiernos deben aceptar estos apartamentos turísticos, regularlos y aprovechar los beneficios que producen”, añadió Rifai. Según un informe de Esade, el 14% de los turistas que llega a España se aloja en estas viviendas buscando alojamiento hogareño y contacto con la cultura del país. “Queremos viajar a sitios y vivir allí de forma tan local como los locales”, zanja Chema González, director estratégico de Bemate.
Experiencias flexibles y personalizadas. El paquete estándar cede terreno con las ofertas personalizadas y los servicios a medida. Incluso las familias requieren a los operadores una fragmentación de las ofertas para satisfacer a los adultos y a los pequeños. “La oferta es más flexible ahora porque la concentración de operadores turísticos y las economías de escala han ayudado a reducir costes”, explica a 20minutos Carlos Díez de la Lastra, CEO de Les Roches. La consecuencia es que el viaje ya no solo incluye hotel y avión, sino que el turista dispone ahora una oferta más rica que, en muchas ocasiones, la confecciona el propio usuario a través de las plataformas tecnológicas. Ya sea un parque temático o una ruta peninsular de vinos desde el Penedés hasta Jerez.

Turistas ‘SoLoMo’ que contratan por impulso. Olvidemos por un momento al turista que debate con la familia en una agencia, o en su casa, dónde ir de vacaciones. Pensemos en el pujante viajero digital, independiente y que busca información en tiempo real. “Es difícil hoy en día realizar cualquier compra turística sin interactuar en algún momento con las redes sociales para buscar o contratar viajes”, dice Díez de la Lastra. El sector lo llama turista SoLoMo (Social, Local y Móvil) y le dedica sus mayores esfuerzos de márketing digital al ser un viajero que compra por impulso…  y con el móvil. “Es el canal preferido para reservar actividades complementarias”, dice Antonio López de Ávila, presidente de Segittur. Tan fácil y tan ágil como estar en la piscina del hotel donde se está alojado y recibir ofertas de experiencias (o hasta de cócteles de un bar cercano) gracias a la geolocalización del smartphone.