La paradoja del vino en España: gran productor, pequeño consumidor

Comunicaciones 2.0

Mientras, en promedio, un francés bebe 52 litros de vino al año y un italiano 51, un español no supera los 17. Hace casi medio siglo la cifra llegaba a los 70 litros. La preferencia por otros licores merma el consumo en uno de los países más importantes de Europa en la producción de vinos.

Los países que producen vino son, por lo general, países que beben vino; hay excepciones curiosas, como Inglaterra, que lleva sin elaborar vino desde los tiempos de Enrique VIII pero que, a falta de vinos propios, ha mostrado siempre una gran afición a los que se elaboran en otros países.

La paradoja es que el país que, hoy por hoy, produce más cantidad de vino (más de cincuenta millones de hectolitros) esté casi a la cola del consumo por persona y año en Europa; pero eso es lo que sucede en España, que en menos de medio siglo ha pasado de consumir setenta litros por persona y año a unos ridículos 16,3, unas veintidós botellas cada año por persona. Para que se hagan una idea, cada francés se bebe al año 52 litros, y cada italiano, 51.

Source: lifestyle.americaeconomia.com

See on Scoop.itEstrategias de Investigación de Mercados y Análisis de Tendencias: