La recuperación de los eventos en la comunicación en 2017

Eventos

INFOADEX ha publicado el informe de inversión publicitaria en 2016 en el que se puede comprobar que la inversión en medios convencionales lideró la inversión publicitaria durante el año 2016. Dentro de estos medios tradicionales podemos ver como los eventos (ferias, exposiciones, charlas, entre otros tipos) han sido la principal inversión publicitaria durante el año pasado.

En los últimos años muchas empresas dejaron de lado la organización de eventos debido a la crisis. Realizar un evento mínimamente decente supone estar dispuesto a gastar un buen presupuesto, el cuál en muchos casos se vio reducido debido a dicha crisis. En 2017 sin embargo, el sector del marketing de eventos contará con más peso en la inversión de las empresas.

Según un estudio realizado por American Express Meetings & Events, en 2017 se mantendrá una tendencia por parte de las empresas de organizar eventos corporativos de marketing que vayan alineados con las estrategias de comunicación de las empresas, de acuerdo con sus objetivos y su propuesta de valor.

“En 2016 ya percibimos un aumento en la demanda de eventos, y las previsiones que tenemos para este año indican que esta tendencia seguirá en la misma línea” afirma Kirsty Brown, Socia fundadora de Apple Tree Communications y Responsable del Área de Eventos.

Poco a poco las empresas se disponen a destinar cada vez más recursos y una parte más amplia del presupuesto, a la organización de eventos corporativos. 

La importancia de las redes sociales

En la actualidad las redes sociales se utilizan para todo. Son una herramienta de comunicación indispensable en nuestras vidas. No sólo en el ámbito personal, sino que también juegan un papel importante en los eventos. Nos permiten cuantificar el impacto del evento en redes sociales, interacciones, asistentes (por ejemplo creando un evento en Facebook), opiniones, difusión, etc.

Y es que no solo nos van a servir para medir esta repercusión, sino que también nos servirán para promocionar el evento, mantener informado y en contacto al público, hacer un seguimiento, utilizar ese canal para llegar a mi target y crear el mayor alcance posible para el evento, tanto antes de la realización de este, como durante y después.

Incluso se puede tener en cuenta la creación de aplicaciones móviles como herramienta de interacción con los usuarios durante el proceso, creando un buen engagement y fidelización con nuestro target. Una app nos puede servir para conocer las opiniones, reacciones, interactuar y recoger datos de nuestros asistentes.

Teniendo en cuenta esta tendencia creciente y esta recuperación de los eventos en el área de la comunicación y el marketing, tener en cuenta las redes sociales tanto para promocionarlo como para potenciarlo, es sin duda una gran idea y nos garantizará una parte del éxito del evento.