La vie en rose

Eventos

El pasado 8 de Marzo, “Día Internacional de la Mujer”, centenares de mujeres y también hombres de todas las edades y trasfondos marcharon vestidos de rosa por las capitales del mundo para reclamar por la igualdad de género y en protesta contra el actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump. La principal protesta se celebró en Washington DC donde asistieron más de 500 mil personas incluídos famosos como Madonna, Scarlett Johanson, Miley Cyrus, entre muchos otros. Al movimiento estadounidense se le sumaron más de 600 ciudades de todo el mundo, especialmente de Europa y América Latina.

En Londres cerca de 80.000 personas participaron en una marcha hasta la plaza de Trafalgar, a la que se unió el alcalde, y que contaba con el apoyo de grupos no gubernamentales como Amnistía Internacional, Greenpeace y Oxfam. En París otros 2.000 manifestantes se reunieron en apoyo a la “Marcha de las Mujeres” , convocados por el movimiento francés ‘Osez le Feminisme! (“Atrévete a ser feminista”)’, cerca de la Torre Eiffel. Inclusive se llevó a cabo en un barco científico de la Antártida. Y, sin duda, Barcelona tampoco podía quedarse atrás! Varios centenares de mujeres nos manifestamos por el centro de la ciudad con pancartas, canticos y un sentido de unión fenomenal.

Este evento que tuvo repercusión en los 5 continentes merece ser reconocido como un hecho histórico. Las mujeres venimos luchando por nuestros derechos y libertades desde hace varias décadas; para lograr una vida de equidad, en donde recibamos un sueldo que es igual al de nuestros colegas, para poder denunciar el acoso sexual sin temor de perder el trabajo, para poder tomar nuestras propias decisiones y para tener independencia económica. En Latinoamérica, la cuestión es aún todavía más seria, las mujeres luchamos día tras día para que dejen de matarnos.

Lo que sucedió este pasado 8 de Marzo ha sido realmente un evento sin precedencia. Que mujeres y hombres, de todos los rincones del mundo, concordasen en salir a las calles a defender sus creencias, el mismo día, al mismo tiempo, vistiendo los mismos gorros “pussy cat” (en respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas) es algo increíble. Cabe destacar sin duda el gran rol que han jugado las redes sociales y los medios de comunicación masivos para la difusión de la convocatorio, que seguramente sin ellos, la repercusión de la marcha feminista no hubiese sido la misma.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/internacional/20170121/413576879249/marcha-mujeres-trump-washington.html