Las diez tendencias que marcarán el mercado de cruceros en 2015

Comunicaciones 2.0

1) Crecimiento a la vista

A pesar de las señales de desaceleración que muestran algunas economías europeas, las navieras confían que las tasas de crecimiento del sector pueden volver a aumentar a nivel global, también en el mercado español.
En este sentido, Pierfrancesco Vago, presidente la asociación de navieras CLIA Europe y presidente ejecutivo MSC Cruises, recuerda que “menos del 3% de la población europea ha tomado un crucero”.
Ver también La industria de cruceros genera 91.000 M € anuales.

2) Barcos mejores, más grandes, más tecnológicos

Después del accidente del Costa Concordia, las compañías de cruceros han reforzado las medidas de seguridad, estableciendo unos criterios mínimos más exigentes para todas.
“Cada nueva generación de cruceros es más segura y más respetuosa con el medio ambiente que la anterior. Seguimos trabajando para que futuras medidas de seguridad sean viables y realistas”, dice un portavoz de CLIA.

Los cruceros también son cada vez más tecnológicamente avanzados. Es el caso de la clase Quantum, de Royal Caribbean, que verá la luz en otoño de 2014, con capacidad de transportar 4.180 pasajeros.
Ver también Los dos cruceros más grandes del mundo son un negocio redondo-
3) Puertos que se quedán atrás

En cuanto a las infraestructuras e instalaciones portuarias en el Mediterráneo, el presidente de CLIA Europe destaca: “Algunas instalaciones portuarias del Mediterráneo no siguen el ritmo de crecimiento de las industria, y se necesitan mejoras urgentes. Una vez más, la solución se encuentra en que la colaboración con los puertos y destinos sea más estrecha”.

Y es que según apuntó Jorge Viches, CEO de Pullmantur, “las relaciones puertos-navieras tendrían que ser proyectos a más largo plazo, no una simple relación comercial. La colaboración entre aerolíneas y aeropuertos es un buen ejemplo, aunque sean realidades diferentes. Esto es clave si queremos ir adelante y conseguir lo que queremos en términos de infraestructuras, costes… Hay recorrido para mejorar las relaciones en este sentido”.

4) Falta de estabilidad geo-política

La primavera árabe en 2011 y la crisis de Crimea de 2014 obligaron a las navieras a cambiar itinerarios de manubra abrupta. El sector recuerda que, sin estabilidad geo-política y condiciones de seguridad en determinadas zonas, sobre todo en el Mediterráneo oriental y el norte de África, los cruceristas tenderán a posponer sus viajes por dichas áreas.

David Dingle, CEO de Carnival UK, apunta que el Mediterráneo Oriental, por su exotismo, probablemente ahora despierta más interés que el Occidental en el mercado emisor británico. “Pero el cliente confía en ti para que le lleves a sitios que son seguros. Y cuando valoras los riesgos que estás tomando, eres muy cauteloso en las decisiones de cómo despliegas los barcos”.

Por su parte, Adam Goldstein, presidente Royal Caribbean Cruises, coincide en el diagnóstico: “el crecimiento de la oferta cruceros en Mediterráneo Oriental dependerá de la situación geopolítica. Hay gente que tiene interés por ver Tierra Santa, el Mar Negro… Pero dependerá de que la situación política se arregle, para que veamos crecimiento en esa zona”.

5) Rechazo social a los cruceros

Es paradigmático el caso de Venecia, donde grupos de vecinos han organizado la campaña “No grandi navi” para evitar el paso de grandes cruceros por el Gran Canal. “Apoyamos que los destinos deben ser protegidos y creemos en el turismo sostenible. Estamos hablando con las autoridades italianas para encontrar soluciones para el beneficio de la industria”, afirma CLIA.

Por su parte, David Dingle, CEO de Carnival UK, admite que “la situación en Venecia ahora es mala y tenemos que arreglarla. Por un lado lado, tenemos millones de clientes que quieren ir a Venecia y necesitas desembarcarlos. Por el otro, es difícil para nosotros gestionar los problemas de reputación ante las protestas de los venecianos. Lo que queremos es certidumbre, un plan a largo plazo”.

6) Sector resistente a la crisis

Según datos facilitados por Stavros Hatzakos, presidente de la asociación de puertos de cruceros del Mediterráneo MedCruise, el número de pasajeros en estos destinos creció un 23,6% durante el período 2009-2013. Es decir, la crisis no frenó el crecimiento del sector.

Además, destaca Hatzakos, “barcos más grandes se están desplegando en el Mediterráneo, con el impacto que ello supondrá para los puertos”. Cabe recordar que el Allure of the Seas, uno de los dos barcos más grandes del mundo, tendrá su puerto base en Barcelona el año que viene.

“El hecho de que la demanda creciera desde 2009 a 2013, en plena crisis, demuestra que los cruceros ofrecen una gran propuesta de valor. En los próximos 2-3 años veremos cómo aumenta la demanda en Grecia y Turquía”, afirma Kerry Anastassiadis, CEO de Louis Cruises.

Las principales tendencias del sector de los cruceros se dieron a conocer la semana pasada en el congreso Seatrade Med que se celebró en Barcelona. Imagen Shutterstock

7) Mercados emergentes

China es una oportunidad si los destinos y las navieras logran atraer más pasajeros de este mercado emisor al Mediterráneo. Pero ello requerirá que ambos actores actúen de manera coordinada en Asia.

Según indica el director para España de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), Alfredo Serrano, la ampliación de la temporada empieza a ser una “realidad” y al mismo tiempo se deberían buscar nuevos mercados en Asia o en el Norte de Europa, dado que buena parte de este público agradecería un clima moderado sin las temperaturas tan altas del verano.

Pero atención con algunos mercados emergentes y segmentos. “Los chinos adinerados no quieren viajar con otros chinos de crucero por Europa. Quieren viajar a Europa con europeos o viajeros de otras nacionalidades, porque se ven a sí mismo como ciudadadanos globales”, explicó Larry Pimentel, CEO de Azamara Club Cruises.

8) Apuesta por la temporada de invierno

Debido a las inestables condiciones geo-políticas del Mediterráneo Oriental, las navieras no se atreven a desplegar más barcos en dicha zona durante la temporada baja de invierno.

En cambio, las navieras ven “oportunidades para incrementar oferta de cruceros en invierno en el Mediterráneo occidental, aunque el tiempo no sea tan bueno”.

No obstante, matiza Jorge Vilches, CEO de Pullmantur, para desplegar más barcos en invierno sería necesario “operar a costes razonables, con puertos que te faciliten el trabajo. Entonces habría oportunidades, claro”.

Respecto a potenciar la temporada de invierno, Adam Goldstein, presidente Royal Caribbean Cruises, recuerda que “cada compañía tiene que tomar sus decisiones sobre los destinos más rentables, no dejarse llevar por las emociones. Dicho esto, hay un apetito por incrementar la temporada de invierno en el Mediterráneo”.

Por su parte, el director para España de CLIA, Alfredo Serrano, plantea rebajar los precios de los puertos el Mediterráneo durante la temporada baja para poder ampliar la temporada a meses de temperaturas moderadas como octubre, marzo y abril.
Ver también Málaga rebajará las tasas portuarias un 40% a los cruceros en temporada baja.

9) Recuperación del mercado español

Jorge Vilches, CEO de Pullmantur, explicó en el congreso Seatrade Med que “España muestra aparentemente señales de recuperación, más por el lado de la demanda”. Si la tendencia se mantiene, las navieras prevén un crecimiento de la oferta en 2016 en el mercado español.

Pierfrancesco Vago, presidente ejecutivo MSC, también ve una recuperación en el mercado español. “Hay que reconocer que megabarcos como el Oasis crean una atención mediática que beneficia al conjunto del sector”, añade.

10) Redefinición del lujo

Según apunta Larry Pimentel, CEO de Azamara Club Cruises, “hace 20 años no lo habría dicho: el lujo puede ser encontrado hoy en diferentes tipos de barcos”. Pero al mismo tiempo, advirtió que “el lujo no es lo mismo para todos como lo era hace 30 años, se están redefiniendo los conceptos. No es una cuestión de precio, sino de experiencias auténticas”.

En este sentido, puso como ejemplo los cruceros de exploración tipo National Geographic que se realizan en barcos con pocas comodidades a bordo, o la organización de experiencias como llevar a clientes en hidroaviones a playas paradisíacas, alejadas de las multitudes.

“El sector lujo crece en todo el mundo, pero mientras hay un nicho ultralujo en el top del la pirámide, por debajo se ha ampliado un segmento de viajeros aspiracionales”, apuntó Larry Pimentel. Y una tendencia que se observa en dicho segmento es el aumento de los grupos de viajeros multigeneracionales.

Por su parte, Juan Rodero, director de Un Mundo de Cruceros, apuntó las dificultades de comercializar viajes de lujo en un mercado emisor como el español, con una tasa de paro del 25%, donde ciertas actitudes hedonistas pueden crear rechazo social.

Según añadió Rodero, las claves pasan por concentrar el mensaje de venta en la oportunidad, en lugar de una reducción de precios; aprender a las motivaciones del cliente; buscar el público aspiracional y encontrar la experiencia adecuada para cada cliente.

En cualquier caso, en 2014 por primera vez en siete años se observan ya en el mercado español señales de recuperación en el segmento de lujo, añadió.

Source: www.hosteltur.com

See on Scoop.itEstrategias Competitivas enTurismo: