Los Tres Modelos de GTD

Comunicaciones 2.0

GTD no es más que el uso combinado de tres modelos de trabajo que David Allen definió como resultado de años y años enseñando a otras personas a ser más eficientes en sus trabajos y en sus vidas.

Al final, todo se reduce a gestionar adecuadamente dos variables, control y perspectiva, de modo que puedas dirigir tu atención hacia lo que necesitas hacer, en el momento en que debes hacerlo.

1. El Flujo de Trabajo Maestro

El Flujo de Trabajo Maestro es una técnica que te enseña cómo capturar, pensar, organizar y gestionar todas aquellas cosas que debes, quieres o necesitas hacer en tu vida. Consta de cinco etapas:

Recopilar, en la que capturas todos los inputs en bruto, tal como llegan.Procesar, en la que tomas las decisiones correctas sobre cada elemento.Organizar, en la que agrupas los resultados en las categorías adecuadas.Revisar, en la que evalúas y pones a punto todo el sistema.Hacer, en la que seleccionas de forma fiable qué debes hacer en cada momento.

Aunque este modelo es el más conocido de GTD, solo representa la parte horizontal de lagestión personal, es decir, la que te permite tener un control sobre tu actividad diaria.

2. La Planificación Natural

Procesar todo lo que has recopilado (segunda etapa del Flujo de Trabajo Maestro) requiereidentificar los proyectos que surgen y decidir cuáles son las primeras accionesque debes hacer en cada uno de ellos para hacerlos avanzar. Con proyectos sencillos suele ser fácil identificar y organizar esas primeras acciones, pero otros proyectos van a necesitar que te tomes un tiempo para pensar más a fondo cómo lograr el resultado deseado.

Para planificar y ejecutar este tipo de proyectos, la Planificación Natural establece un modelo muy efectivo que consta de cinco fases:

Propósito y principios. Desarrollas una intención o propósito, que será modelada con tus valores personales.Visión. Creas una visión sobre cómo debería materializarse ese propósito.Tormenta de ideas. Se te ocurren diferentes ideas sobre cómo alcanzar el resultado deseado.Organización. Agrupas esas ideas en etapas, secuencias y prioridades.Próximas acciones. Ahora ya tienes una idea clara sobre qué acciones tienes que empezar a ejecutar para poder finalizar el proyecto con éxito.

Este modelo representa la dimensión vertical del pensamiento que necesitas para enfrentarte a nuevos proyectos, situaciones y temas.

3. Los Horizontes de Enfoque

Dado que tu tiempo y tus recursos son limitados, necesitas un tercer modelo que te permita pensar estratégicamente sobre lo que deberías hacer y te ayude a tomar buenas decisiones.

Los Seis Horizontes de Enfoque te permiten reflexionar sobre los diferentes niveles de perspectiva que realmente deben influir en tus elecciones:

Propósito y principios. Tienes un propósito y unos principios, que modelan tu vida.Visión. Todo lo que haces debería llevarte hacía la visión que tienes de ti mismo en el futuro.Objetivos. Necesitas establecer metas que permitan convertir tu visión en realidad.Areas de Responsabilidad. Hay determinadas áreas clave de tu vida y tu trabajo que debes cuidar porque son las que te permitirán lograr todo esto.Proyectos. Debes completar todos los proyectos necesarios para cumplir con tus compromisos actuales.Acciones. Y debes ejecutar tareas que estén relacionadas con cada uno de los cinco horizontes de enfoque ya descritos.

Este modelo —similar a la Planificación Natural, pero aplicado a tu situación global— te permite poner en palabras cuáles son tus compromisos, internos y externos, en cada uno de estos seis niveles de perspectiva (otra vez, dimensión vertical). Esta herramienta te proporciona la consciencia necesaria para poder establecer prioridades con sentido.

Source: facilethings.com

See on Scoop.itEstrategias de desarrollo de Habilidades Directivas :