Marketing & Super Bowl, rentabilidad asegurada.

Comunicaciones 2.0, Estrategias de Marketing, Eventos, Redes Sociales, Técnicas de Ventas
El pasado fin de semana se celebró el que sin duda, es uno de los mayores eventos deportivos a nivel internacional. La final de la “Super Bowl”.
Pese a ser un deporte muy popularizado y seguido en los Estados Unidos, el fútbol americano no goza de la misma popularidad en el resto del mundo, pero eso quita que la final de la competición sea seguida a niveles desmesurados por millones de personas. Y es que la final de la “Super Bowl” es más que un partido, es un show”.
El “Super Bowl” de la NFL (National Football League) es uno de los eventos del año, no solo por tratarse de un deporte muy popular en los Estados Unidos, sino también porque genera un impacto comercial y mediático sorprendente con cifras multimillonarias.
En lo deportivo, 72.200 personas asistieron al NRG Stadium y pudieron ver la gran noche de Tom Brady, quarterback de los New England Patriots, quien lideró la mayor remontada de la historia con la que su equipo pasó de ir perdiendo 3-28 en el tercer cuarto, a ganarle 34-28 a los Atlanta Falcons cuando faltaban sólo 19 segundos para terminar la final. Por su gran actuación fue premiado como el jugador más valioso de la 51º edición del Super Bowl, convirtiéndose en el primero en ser elegido 4 veces y además, a sus 39 años, el esposo de la famosa modelo brasileña Gisele Bündchen, es el primero en ganar 5 anillos. Con su talento, superó marcas deportivas y se ha transformado también en una marca comercial, al punto que luego de la victoria, Brady denunció que la camiseta (jersey) que utilizó desapareció del vestuario y según Goldin Auctions, una tienda que ofrece productos a coleccionistas, la camiseta tendría un costo de hasta U$S 500.000 por pertenecer al “jugador de fútbol americano más popular y más coleccionable de todos los tiempos”.
En lo mediático y comercial, los hechos ocurrían en Houston pero eran seguidos con atención por más de 116 millones de personas solo en los Estados Unidos, a los que se sumaban otros millones de espectadores en diferentes lugares del planeta. Por ese motivo, este evento es un canal de difusión único para que las marcas puedan comunicar sus novedades y posicionar sus productos y servicios. Pero por otra parte, sólo unas pocas pueden acceder al mismo al tener que destinar un presupuesto formidable. En esta edición, un anuncio de 30 segundos tuvo un costo aproximado de 5 millones de dólares y a modo comparativo, costó 10 veces más de lo que un spot en la Final del Mundial de Fútbol de Brasil 2014. No hay otro espacio televisivo más valioso para un comercial publicitario y por eso, la final ha generado en los últimos 10 años, más de U$S 2.590 millones por las publicidades transmitidas durante los encuentros.
Llama la atención el caso de la cervecera Budweiser, que presentó un anuncio protagonizado por Adolphus Busch, el alemán que llegó como inmigrante a América y fundó la compañía en 1785. Este spot defiende la multiculturalidad y a América como una tierra de oportunidades. Aunque la empresa afirmó que solo se trata de un homenaje a su fundador, en las redes sociales generó muchas polémicas y se lo interpreta como una crítica en contra de las políticas de Donald Trump, reciente Presidente electo de los Estados Unidos.
Es también muy conocido el “Pepsi Zero Sugar Show” un espectáculo que se lleva a cabo en la media parte del encuentro. La marca de Pepsi patrocinó el evento nuevamente y ofreció un show impactante con Lady Gaga, una de las personalidades con más seguidores en Twitter: más de 65 millones. En su perfil, junto con los hashtags #PepsiHalftime y #GagaBowl, la cantante anticipó su presentación, bailando al ritmo de “Too Funky”, una canción que el inolvidable George Michael compuso hace 25 años y fue uno de los tweets con mayor RT (retweets) del día.
Tener una audiencia de más de 100 millones de personas no es algo habitual, por eso la artista aprovechó para mostrar su talento entrando al estadio de una forma llamativa, colgada de unos cables y lanzándose desde el techo del estadio hasta llegar al escenario, donde interpretó algunas de sus canciones. Luego optó por un mensaje moderado y no utilizó la exposición para reiterar las críticas que estuvo realizando sobre Donald Trump en los últimos tiempos. Hubo más de 5 millones de tweets relacionados sobre su show y unas horas después, anunció su nuevo Tour Mundial con el hashtag #JOANNEWorldTour.

Estos son los principales detalles que nos dejó un evento deportivo espectacular y que ha sabido mezclar lo deportivo con lo comercial y el marketing para obtener rentabilidades de infarto.