Las Mejores Prácticas para el éxito en el Marketing Experiencial

Eventos

Independientemente de las prácticas de marketing utilizadas, el objetivo final es lograr que la gente pare, mire y escuche tu marca. Para comprar de ti una y otra vez.

¿Pero la marca tiene una voz clara y distinta que puede superar la pared de ruido que los competidores están haciendo?

Si no, puede ser que valga la pena dar un toque experiencial al marketing. Cuando uno se aleja de crear contenido exclusivamente en línea o sólo inviertir en publicidad digital y empieza a crear experiencias interactivas reales para la audiencia, aporta vida a su marca.

Estas son algunas de las mejores prácticas para aprovechar al máximo el marketing experiencial.

 

Planificar y comunicar

Antes de un evento, deben establecerse las metas. ¿Qué esperas lograr con la experiencia del evento? Simplemente conciencia de la marca? ¿Quieres generar tráfico a tu web o perfil de Facebook? ¿Estas comprobando que la gente te compre en todas partes?

Se tiene que planear lo que está sucediendo para que todos estén en las mismas. Y después del evento, volver a reunirse para discutir los resultados. ¿Has alcanzado tus metas? ¿Qué podrías hacer mejor la próxima vez?

 

Despertar los sentidos

La gente quiere sentirse conectada. Están buscando una razón para construir una relación con la marca. El marketing típico a veces puede demasiado plano, mientras que la creación de experiencias en persona que despierten los sentidos puede dar dimensión a una relación con la audiencia.

Las imágenes, por supuesto, apelan al sentido visual. Pero ir un paso más allá: dar a los compradores la experiencia táctica de sostener y tocar el producto.

 

Deja que el evento suceda de forma natural

Algunas marca planean demasiado la experiencia, con algo lleno de acción que ocurre cada minuto. La información se lanza a los participantes, que experimentan la sobrecarga de datos y se cierran.

Lo óptimo es crear actividades destacadas y dejar que el resto se produzca orgánicamente. Debe proporcionarse a la gente espacio para descansar para conectar con la marca como ellos quieran. Por ejemplo, puertas abiertas de una bodega: programar algunos eventos durante todo el día y luego dejar que los clientes vayan a su libre albedrío.

 

Pedir ayuda a embajadores

Las personas que representan a la marca en los eventos experimentales necesitan incorporarlo plenamente. Debe considerarse el trabajo con los que han estado des del principio con la marca. Estas son las personas que ya están entusiasmadas con sus productos, y su entusiasmo será contagioso. Los embajadores no sólo pueden apelar a su público a las experiencias, pero también pueden amplificar su mensaje.

 

Difundir la palabra sobre el evento en los medios sociales

En el panorama digital actual, si su evento no está documentado en redes sociales, practicamente no ha ocurrido. Obtener un plan de juego con antelación es imperativo para que el equipo publique imágenes y actualizaciones en cada una de las redes. Considerar el uso de un hashtag especial para el evento para que los asistentes también puedan compartir su contenido y crear aún más ruido.
Gran parte del éxito de los eventos experienciales proviene de la experiencia, pero con estas prácticas, uno entra con el pie derecho.

Artículo inspirado en: Event Marketer