Misión Rosetta: un gran éxito rodeado de dudas sobre el futuro de Philae

Comunicaciones 2.0

Un aterrizaje que entra en la historia de las misiones espaciales
El miércoles a las 17:03 hora peninsular española, tal como estaba previsto, el módulo Philae se desprendió de la nave Rosetta y después de un descenso que duró siete horas, aterrizó sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Es por la primera vez en la historia de las misiones espaciales cuando una nave consigue soltar un módulo robotizado en el suelo de un cometa que viaja por el espacio rotando sobre sí mismo a unos 18 kilómetros por segundo.

Las expectaciones eran muy altas, tanto en el centro de control de Darmstadt, en Alemania, así como en las otras estaciones de seguimiento de la Agencia Espacial Europea, donde los equipos siguieron con mucha inquietud lo que iba a convertirse en un acontecimiento único.

Después de que fuera liberado por la nave Rosetta, Philae inició la caída hacia la superficie del cometa a una velocidad de un metro por segundo, hasta un lugar llamado Agilkia. A pesar del hecho que está situado cerca de una depresión llena de grandes rocas y acantilados, la zona del aterrizaje fue considerada desde el principio una de las mejores para que el módulo llevara a cabo las operaciones previstas. Lo único que faltaba descubrir, una vez iniciado el descenso, era si la dirección de Philae era buena, puesto que una vez soltado no había otra forma de corregir su trayectoria.

Source: innovacion.ticbeat.com

See on Scoop.itEstrategias de Innovación: