Networking

Comunicaciones 2.0

¡El networking no termina nunca! Aprovechamos para hablar de Networking después de un evento. Por mayoría, se suele pensar que el evento es la parte más importante para establecer contacto de negocios y crecimiento profesional y, en cierto modo es cierto. Sin embargo, uno de los grandes errores a la hora de establecer estas redes de contacto reside en olvidar que buena parte del trabajo existe después del evento.

  1. Tener hechos los deberes

Damos por supuesto que antes y durante el evento has trabajado en el Networking.

  1. Para conectarnos tenemos que movernos.

Una vez finalizado el evento, muchas personas cometen el error de esperar que sean los demás que lleguen a ellos/as. Los contactos se consiguen si se trabajan. Cuando termines el evento y digieres la experiencia, haz un repaso de los contactos son potenciales para tu desarrollo profesional. Anota cuáles te interesan y por qué. Investiga sus perfiles, sus redes sociales, intereses… y ¡síguelos!

 

  1. ¿Qué quieres conseguir con estos contactos? ¿Y cómo lo consigues?

Para llegar a la meta es importante recordar siempre por qué queremos conseguirlo. Ya sea una inversión, conocimientos, afinidad profesional, etc. Una vez detectada tu red de contactos y por qué te interesan, establece una línea de acción para mantener el contacto con cada uno de ellos/as. Algunos simplemente pueden ser personas que te interesen para ampliar tu red de contactos y otras que quieras ir más allá y formen parte de actividad profesional. Investiga cómo establecerás el contacto, con los puntos de interés y conexiones que tenéis. Estudia tu propuesta para recibir feedback y que la relación profesional pueda crecer.

Si se trata de conseguir dinero para una inversión, antes de establecer contacto, es imprescindible estar preparado para poder presentar el “producto” en caso de que sea necesario para el interlocutor: beneficios, fortalezas, también debilidades, situación del mercado y la necesidad en el sector.

 

  1.  Acción. Ahora o nunca.

Hay que pensar, pero actuar rápido. Abrir conversación rápido antes de que se le olvide quién eres. ¡Que se acuerden de ti! Es habitual pensar cómo vamos a conseguir ciertos objetivos y, luego, en el momento de la verdad, dejamos de hacerlo por miedo. Que la ilusión pueda más que el miedo. Atreverse es la mejor forma de aprender a establecer contactos. Es mejor un error que no conocer nunca cómo se debe acertar.

Importante: tratar a la otra persona con respeto desde la igualdad. Si uno mismo se trata de inferior, por mucho que la otra persona tenga más trayectoria profesional o poder adquisitivo, indirectamente, él o ella también te verá inferior.