Normas básicas para el diseño de Logotipos

Comunicaciones 2.0

oda empresa debería tener un logotipo, eso es algo que ya tenemos más o menos interiorizado. Tanto si estás montando tu empresa, como si ya tienes tu propio negocio, el logotipo será un componente del que seguro que no te has olvidado.

Pero ¿has dejado al azar la creación de tu logotipo, o por el contrario responde a una estrategia que lo justifica?

Hoy queremos hablar de diseño de logotipos y por qué no debes dejarlo en manos de cualquiera.

Y es que a pesar de que muchos lo vean prácticamente como el dibujito que se pone en las tarjetas de la empresa, lo cierto es que un logotipo tiene (o debería tener) una función mucho más importante.

Un logotipo no es un simple adorno

Como dice Manuel Estrada, uno de los diseñadores gráficos más importantes de nuestro país: “El diseño no es una obra social ni un adorno, ni tampoco una operación cosmética, de maquillaje. El diseño bien utilizado permite multiplicar el alcance de una empresa”.

Por ello, es importante considerar el diseño de nuestra identidad visual en general, y de nuestro logotipo en particular, desde un punto de vista estratégico. Es decir, que no puede ser dejado simplemente al capricho o al gusto estético de alguien que no tenga las nociones necesarias  sobre la importancia de una buena imagen corporativa.

¿Por qué es importante el logotipo?

El logotipo identifica a la marca, la hace reconocible para el público. Y además, sirve para evocar en él los valores asociados a la marca.

Para que un logotipo funcione, debería reunir estas características:

Sencillez: Cuanto más simple sea nuestro logo, más legible y fácil de recordar resultará.Coherente: En línea con el sector en que opera la empresa, y coherente con los valores que queremos transmitir.Adaptable: Que pueda ser representado el cualquier soporte o material gráfico que la empresa pueda requerir.¿Te conviene rediseñar el logotipo que ya tienes?

Las empresas cambian, y en consecuencia sus logotipos también deben evolucionar. Es posible que el que un día fue el logotipo que te representaba hoy se haya quedado ya obsoleto, o no responda igual a la imagen de tu marca.

Esto puede suceder por muchas razones. Generalmente, suele pasar que lo que en un principio era válido, un logotipo que se diseñó de manera poco meditada y profesional, acaba quedándose corto cuando la empresa va tomando consistencia. En ese momento, es cuando nos damos cuenta de que nuestro logotipo no transmite la profesionalidad que debería.

Otro caso típico en el que deberemos readaptar nuestro diseño de logotipo es al abrir nuevas líneas de negocio u orientar nuestros productos o servicios a nuevas áreas.

Cambios estratégicos en la forma de operar de la empresa, también deberán llevar acompañado un rediseño de logotipo y, por supuesto, deberemos modificarlo si decidimos cambiar nuestro nombre comercial.

En esos casos es cuando más conviene estudiar un rediseño de la identidad visual de la empresa (o restyling).

 “El logo es una promesa, es una forma de expresión”. Jörg Zintzmeyer

¿Cuáles son las últimas tendencias en el diseño de logotipos?

Si no tienes claro si tu logotipo está acorde con las tendencias actuales, te señalamos algunas de las más importantes que podemos observar en el diseño de logos actual:

El uso de formas geométricas simples, que sean fácilmente legibles e identificables. Aquí cabe destacar el uso de hexágonos en los logotipos, que parece estar bastante de moda.Líneas en movimiento, que den sensación de dinamismo y modernidad, al asemejarse a las líneas de conexión wi-fi que tan interiorizadas tenemos.Letras simulando escritura a mano o caligráfica, dando sensación de autenticidad, de cercanía.Colores planos, sin degradados ni transparencias.Torres tipográficas, es decir, las palabras partidas en varias líneas dando un toque más desenfadado y juvenil.

En definitiva, recuerda que el logotipo de tu empresa ayuda a que te reconozcan e identifiquen, transmite el carácter de tu empresa, y da sensación de confianza a tus públicos. Digamos que, en cierto modo, vendría a ser como tu “firma”, algo suficientemente importante como para no dejarlo en manos de cualquiera, ¿no crees?

¿Crees que tu logotipo se adecúa fielmente a lo que tu empresa ofrece en el momento actual, a lo que quieres transmitir? Si la respuesta es negativa, lo más probable es que necesites un rediseño de logotipo.

Source: www.digiworks.es

See on Scoop.itEstrategias de Marketing y Posicionamiento: