Nuevas ideas para originales eventos.

Comunicaciones 2.0

Conseguir que un evento pase de normal a  uno inolvidables no es cuestión de suerte, sino de trabajo duro y en equipo. Los profesionales de la organización de eventos tienen que tener la capacidad creativa extraordinaria y una aptitud para la reinvención única. Es la única manera de concebir eventos originales con los que impactar al público al mismo tiempo que se logran los objetivos establecidos.

De hecho, el 55% de los organizadores de eventos se sienten presionados a crear eventos innovadores, según un estudio de London & Partners. Es decir, más de la mitad de las empresas que van a realizar un acto corporativo valoran los esfuerzos creativos de los organizadores y buscan ese espíritu en sus acciones. Sin embargo, ser original y tener buenas ideas no es tan fácil como parece pero hay una serie de pautas que pueden ayudar a que la gente realice acciones más creativas.

  • Trabajar en grupos pequeños con un máximo de cinco personas.
  • La retroalimentación es positiva. Compartir las ideas con los demás por locas que sean es beneficioso, pues de una simple ocurrencia puede salir algo grande.
  • Salir del espacio de trabajo habitual y buscar lugares más inspiradores.
  • Ser proactivo, es decir, pasear, hablar con la gente, leer, buscar en internet… En cualquier momento puede llegar la inspiración.

Estudiar el mercado, ver lo que está haciendo la competencia o los eventos que se están llevando a cabo internacionalmente también es efectivo. Hay que evitar el miedo a copiar porque muchas veces de otros eventos surgen nuevas ideas, una vuelta de tuerca de lo que se ha hecho o una descontextualización puede llegar a ser positiva en un momento dado.

Ideas para sorprender en un evento.

Cuando se trata de sorprender nunca hay un momento indicado, se puede hacer en cualquier momento. Desde el envío de las invitaciones al día después del evento, lo bueno de innovar es que da igual cuándo se haga, siempre causará el mismo efecto.

Algunos ejemplo de ideas sórdidas pero divertidas son los siguientes:

– Invitaciones: Hay que evitar el típico sobre corporativo que cuando se recibe ya se sabe lo que contiene y apostar por convocatorias novedosas como enviar un pasaporte que en el interior contenga los datos del evento (lugar, día, hora, dress code, etc). Otra opción es que la invitación sea una pieza de puzzle para que el cliente busque las que le faltan en el evento.

– Crear experiencias: Está comprobado a través de varios estudios que las nuevas generaciones prefieren las experiencias a los objetos materiales, por tanto si el target de un acto es joven se deberá gestar el evento bajo esta premisa. Un ejemplo es lo que hizo Vodafone dando actuaciones musicales en diferentes estaciones de metro cuando lanzó su servicio de música en itinerancia.

– Comunicar con los cinco sentidos: Crear una inmersión total en el evento apelando a los sentidos. Olores exóticos, alimentos de fuerte gusto, música evasiva, texturas suaves y una decoración elegante e inspiradora. A las personas se las seduce a través de los sentidos, por lo tanto si el evento se basa en estos será un éxito garantizado.