Precios dinámicos ¿El nuevo impulso del ecommerce?

Comunicaciones 2.0

Precios dinámicos, una estrategia muy lucrativa que juega con el bolsillo de los clientes

El precio es uno de los elementos principales que determina la conversión, especialmente en el medio online. Los usuarios bucean en los sitios de los distintos retailers, en busca del precio más irresistible.

Supone todo un logro encontrar el precio más bajo. Una práctica que los gigantes del comercio electrónico conocen bien, y utilizan como baza para jugar a su antojo, dominando el mercado y aumentando todavía más su balance de beneficios.

Un gran ejemplo de esta práctica es Amazon, quien cambia los precios de sus productos aproximadamente cada 10 minutos, lo cual le permitió en 2013 aumentar sus beneficios un 27,2% respecto al año anterior, generando un volumen de ventas de 44 mil millones de dólares.

El resto de retailers puede beneficiarse de las ventajas de esta técnica. Existen software que registran continuamente los precios de su competencia, y permiten readaptar su política de precios en consecuencia. El 22% de estos comerciantes ya aplica los precios dinámicos, mientras que un 7% tiene previsto incorporarlo antes de final de año, y otro 36% se pondrá con ello en 2015.

Tipos de Dynamic pricing

Podemos encontrar diferentes modalidades de aplicación de los precios dinámicos. Veamos varias de ellas:

Precio máximo. Éste dependerá de la demanda del producto, o del inventario de la competencia. Así, en temporada navideña, los productos más demandados pueden subir su precio, o bajar, en función del inventario del que disponga la competencia.

Asimismo, existen picos concretos en la demanda de productos, como pudo ser el Mundial, cuando los clientes demandaban todo tipo de merchandising relacionado con su equipo preferido.

Fijación del precio en función del tiempo. Esta técnica consiste en establecer un valor u otro al producto, dependiendo de la temporada del año, o la hora del día.

Siguiendo con el ejemplo del Mundial, una vez eliminada nuestra selección, la demanda de camisetas con los colores del equipo cayó en picado, y con ello el valor de dicho producto. Lo mismo sucede en sectores como el tecnológico, cuando, al aproximarse el lanzamiento del último modelo, la versión anterior se deprecia significativamente.

Precios de penetración. Son útiles cuando vamos a lanzar un nuevo producto al mercado, y no estamos seguros de cuál será su aceptación. De este modo, promocionando una rebaja considerable sobre el precio final, conseguiremos llamar la atención del público objetivo, e incentivar su compra. Una vez finalizado este periodo de testeo, podemos fijar su precio definitivo, descartando su descuento por lanzamiento.

Precios segmentados. Se aplican a las diferentes gamas de un mismo producto, creando desde la versión más sencilla, hasta la premium. Una práctica que podemos ver por ejemplo en los productos de Apple, con su gran variedad de MacBooks, iMac o su deseado iPhone.

Así pues, el Dynamic pricing constituye una gran estrategia con la que atraer clientes, y aumentar notablemente los beneficios, al alcance tanto de los grandes como de los pequeños retailers. Las posibilidades son infinitas, todo dependerá de los recursos y la creatividad para optimizar esta técnica.

Source: www.spundge.com

See on Scoop.itEstrategias de Marketing y Posicionamiento: