Propósitos para eventos

Comunicaciones 2.0
  1. Creeré en el evento

    Sobre cualquier evento en el que se participe y se gestione, es importante creer en él, ya que es un factor fundamental para poder aportar el máximo a nivel profesional y conseguir buenos resultados.

  2. Siempre intentaré dar lo mejor de mi en el evento

    Existen diferentes facetas del evento y siempre hay algunas que son más favoritas que otras. Es importante que a pesar de que algunas sean preferibles, procurar dar lo mejor de uno/a mismo/a en todo el proceso en cuestión. Si uno/a se ha comprometido con una responsabilidad, que sea con valor añadido y, de los más seguro, traerá consecuencias positivas y enriquecedoras.

 

  1. Siempre tendré una estrategia para conseguir los diferentes objetivos del evento

    Muchos de los mayores errores que se comenten en la organización de eventos tienen su origen en la falta de planificación o confiar en una falsa improvisación. Mantenerse fiel a una estrategia y una planificación es una de las mayores garantías para un buen resultado en la organización de eventos.

 

  1. Tendré siempre en cuenta a mi equipo

    Por mucha confianza que se tenga en las propias facultades o haya una tendencia a tomar decisiones inesperadas, es indispensable, en la medida de lo posible, contar con el equipo de la tarea en cuestión. El individualismo fragmenta el equipo y un evento no sería el mismo sin un equipo implicado. Juntos, siempre se llega más lejos.

 

  1. Cualquier crítica la formularé constructivamente y plantearé una solución

    Para mantener el buen ambiente de trabajo es substancial. Tanto los clientes como al equipo tratarlos de forma constructiva, pues, así, siempre es más fácil conseguir los cambios que se necesitan, en lugar de formular quejas repetitivas que no llegan a ninguna parte. Una buena formula es después de plantear un problema, plantear una posible solución.

 

  1. Buscaré la innovación y la diferencia

    Cada año existen infinidad de eventos, algunos de ellos con carácter y personalidad, otros son meras repeticiones que desaparecen al año siguiente. Apostar por la innovación y la diferencia siempre dará valor añadido a un evento, e indirectamente, su valor será más creíble para todo el equipo. Más aún, este valor será transmitido al público y por lo tanto, es más fácil llegar al objetivo del evento: su éxito.

 

  1. Tendré iniciativa, apostaré por la creatividad y la originalidad

    Conocemos múltiples maneras de desarrollar una misma actividad o un proyecto. Buscar nuevos caminos y nuevas maneras de acción pueden conllevar grandes resultados y hacer la gestión de eventos más estimulante.

  1. No me saltaré el presupuesto. Lo llevaré al día y con orden

    Muchas veces, el presupuesto de un evento tiene imprevistos que cuestan sobrellevar por una mal gestión. Mantener un orden y una planificación en el presupuesto del evento es una decisión que siempre traerá efectos positivos.

  1. Haré una comunicación con un análisis previo del evento y el público al que se dirige

    No nos cansamos de decir en este blog UOCeventos que uno de los graves errores de la comunicación reside en una falta de análisis previo del público objetivo, dónde se encuentra, y cómo acercarse a él. Una vez más, éste es un propósito que cualquier gestor/a de eventos debe llevarlo en la memoria desde el día 1.

 

Aprenderé de los errores y actuaré en consecuencia

  1. Ya lo dicen, errar es humano. Por mucha planificación que llevemos e intentemos tenerlo todo bajo control, existen errores que no habíamos predicho y desestabilizan la organización. En lugar de mortificarnos en el descuido, es importante aprender de ellos, sacar conclusiones y actuar en consecuencia para cambiar aquello que sea necesario. Si hay un error, ¡hay una posible mejora!