Que no te den Social Media por Marketing Online

Branding, Comunicaciones 2.0, engagement, Estrategias de Marketing

  

Cursos de marketing digital o el timo de la estampita

Entiendo que cuando alguien paga una formación “In Company” o colectiva, lo que pretende es aprender. Entiendo también que cuando alguien organiza cursos su deber es reunir ponentes/profesores de las materias aludidas en el programa con capacidad de enseñar y que además, algo que debe darse por supuesto, saber titular las materias y englobarlas en un paquete que dirija correctamente a la formación que se va a impartir. Los títulos más habituales de la oferta formativa de este sector son Social Media Marketing, marketing digital, marketing online, digital bussines, comunicación digital y digitalización de la empresa. Estos términos con más o menos adorno se ponen indiscriminadamente como si todo fuera lo mismo y yo creo que no lo entienden ni quienes lo organizan.

Se ha pasado a decir burradas como que “si no tienes redes sociales no existes” y ésto es un #Fail en toda regla. Ha habido unos años en que el mercado laboral estaba ávido de conocimientos sobre redes sociales (otras técnicas de marketing digital no era tan conocidas); Si en ese momento alguien tenía un blog que contaba las últimas novedades de cada red social o era de los primeros en traducir las noticias que se anuncian en blogs punteros de USA  o curaba contenidos sobre el tema, se estaba creando alrededor suyo una comunidad potente que le estaba empujando a la popularidad y éso hace unos años, no era tan difícil. Pero crearte una buena marca personal utilizando redes sociales no es directamente proporcional a saber digitalizar una empresa, posicionar una marca y/o producto en Internet. Y del mismo modo no es lo mismo saber mucho acerca de redes sociales que saber aplicarlo.

No es lo mismo contar que el contenido es el rey que subirlo al trono

Mucha culpa de la confusión creada la tienen los dichosos rankings de influencia, que mejor habría que llamarlos, rankings de popularidad porque es lo que realmente son. En ellos se mezclan dos figuras, la del profesional que sabe de Social Media y trabaja con cuentas y con equipos de diferentes disciplinas del marketing digital donde poder contrastar y complementar a diario el uso de las redes sociales en la empresa, con la figura del conocido o popular con mucho conocimiento pero únicamente teórico o aplicado únicamente a su marca personal. Lo peor de todo es que las empresas, organizaciones y administraciones tiran de ellos para subcontratar sus formaciones y servicios porque normalmente son personas que tienen el Klout por las nubes. Un indicador totalmente manipulable pero de ésto ya hablé hace unos años: Klout son los padres y sus 25 variables la fórmula de la coca-cola.

¿Es lo mismo crear una marca personal que te hace popular en Internet que dirigir una campaña para posicionar un producto o digitalizar una empresa? Rotundamente no. Por lo cual es importante saber de qué estamos hablando.

Digitalización de la empresa o transformación digital de las empresas. 

Se habla alegremente en muchas formaciones de la digitalización de las empresas o de la transformación digital como si éso fuera, hacer una Web, abrirse unos perfiles en redes sociales y un blog. El plan estratégico para la digitalización de una empresa engloba todas las áreas donde se producen flujos de comunicación y que inciden en el funcionamiento y desarrollo del plan estratégico de la empresa:

  • Vertical descendente: aquel que fluye desde los rangos superiores de la empresa (gerencia) hasta los rangos inferiores (empleados).
  • Vertical ascendente: aquella que fluye desde los rangos inferiores hasta los rangos superiores.
  • Lateral u horizontal: la que se da entre equipos de trabajo, entre las diferentes áreas de la organización que comparten funciones y donde la comunicación fluye entre iguales.

Dentro de las tareas que comprende este proceso de digitalización están entre muchas otras:

  • El plan de comunicación anual de la empresa con sus campañas, estrategias y acciones varias.
  • La construcción del plan de posicionamiento de la empresa dirigiendo siempre a la marca para la consecución de objetivos.
  • El análisis del entorno para descubrir amenazas y oportunidades.
  • La integración y coherencia de las marcas.
  • La gestión y medición de recursos intangibles.
  • El refuerzo de la imagen interna y externa logrando que ambas se desarrollen de modo organizado y en la misma línea.
  • La gestión con los medios de comunicación.
  • El desarrollo y la puesta en marcha de un plan de comunicación de crisis.
  • La adaptación de los planes de RSC.
  • Un plan para ser posicionados entre los grupos de interés o stakeholders.

Por lo tanto, estamos hablando que la digitalización de una empresa afecta a:

  • Comunicación interna
  • Comunicación externa en sus facetas: marketing, publicidad, Internet
  • Comunicación corporativa
  • Comunicación de crisis: aquí tiene cabida el plan estratégico de reputación online
  • Relaciones públicas y gestión de medios: prensa, eventos, patrocinios..
  • RSC

Cuando hablamos de estas cosas parece que estamos hablando solamente para grandes empresas pero no es así, todas las empresas que deciden adoptar un proceso de digitalización tienen que abordar todos y cada uno de estos pasos, evidentemente en cada tipo de empresa adaptado a sus necesidades y con los recursos que se pueda contar tanto técnicos como organizativos o presupuestarios. No en todas las empresas este proceso es igual ni a la hora de aplicarlo no todos los procesos van al mismo tiempo.

Qué puede hacer el marketing digital por tu empresa

En esa digitalización tendremos que utilizar diferentes recursos en diferentes procesos y departamentos que nos lleven a cumplir y consensuar nuestros objetivos de empresa. Para ello y dentro de una estrategia global habrá que echar mano de diferentes técnicas y herramientas que lleven a la consecución de objetivos. Hablamos de técnicas y herramientas que sumadas, conjugadas o cruzadas conformen una estrategia alineada con los objetivos de la empresa. Para ello hay agencias y profesionales que trabajan coordinadamente para llevar a cabo todas estas tareas:

  • Desarrollo Web
  • Usabilidad y UX
  • SEO (posicionamiento orgánico)
  • SEM (posicionamiento por pago)
  • SMO
  • Curación y creación de contenidos
  • Marketing de afiliación
  • Técnicas de Inboud Marketing
  • Marketing de influencers (no de populares)
  • Analítica Web
  • Monitorización y medición
  • Marketing móvil
  • eCommerce
  • Reputación online
  • Gamificación
  • Emailing

Por lo tanto y para no extenderme más, cuando alguien con conocimientos exclusivamente en redes sociales entra por la puerta de tu empresa podrá hablarte de esos términos tan conocidos como Facebook, Twitter, Youtube, engagement, reach, métricas, impactos o contenidos por poner un ejemplo. Estará ofreciéndote un servicio de mejora de la fidelización y de atención al cliente que en la mayoría de los casos no conduce a nada si no se adoptan otro tipo de estrategias combinadas o reparaciones si es lo que toca. A pesar de ello (y ésto es una opinión muy personal) ese profesional debería saber evaluar y analizar en qué situación digitalmente hablando está esa empresa y si la empresa no tiene esos datos, incitar a recabarlos subcontratando el servicio. Para mi y continúo dando opiniones personales, las primeras preguntas en una empresa no son si tienes o no perfiles sociales o si tienes o no bien segmentada a tu audiencia o si has realizado una buena escucha activa sobre tu marca y la competencia. Las preguntas correctas y dependiendo de los activos digitales que tengan, deberían ser del tipo (entre otras muchas):

  • ¿Cómo es el diseño de tu Web?,
  • ¿Cuál es tu posicionamiento en buscadores?
  • ¿Tienes una estructura digital escalable?,
  • ¿Cómo es la experiencia de usuario?
  • ¿Cómo es tu imagen y marca?
  • ¿Existe una línea de cohesión y coherencia en tu identidad digital?
  • ¿Hay implementados métodos de analítica y monitorización?
  • ¿Utilizas un CRM como modelo de gestión?
  • ¿Utilizas Social CRM?
  • Qué dice la analítica de tu Web: ¿De dónde viene tu tráfico?, ¿Hay diferencia entre donde van y donde quieren ir?, ¿Qué quieres que haga el usuario en tu Web?, ¿Por qué y dónde abandonan tu página con más frecuencia?, ¿Son las páginas más visitadas las optimizadas para convertir la visita?, ¿Estás rentabilizando tu inversión en Adwords?, ¿Responden nuestros objetivos a nuestro KPI’s?, ¿Cual es el patrón de conducta de mi cliente en mi Web?
  • ¿Es necesario implementar en tu empresa un Social CRM?: ¿Has aumentado o mejorado la fidelización con tus clientes?, ¿Extraes los datos suficientes como para mejorar tu estrategia de negocio?, ¿Te sirve como canal bidireccional de relación con los clientes?, ¿Realizas una buena y efectiva monitorización de tu marca?

 

Referencia: http://www.eventosfera.com/marketing-online-digitalizacion-empresas/

Jose Yébenes