San Valentín como evento comercial

Eventos

La popularidad de esta festividad ganaba adeptos en países europeos como Reino Unido y Francia en los siglos siglo XVII y XVIII, y se convertía en tradición el envío de notas románticas.

La primera actividad comercial de la que se tiene constancia se atribuye a la estadounidense Esther A. Howland, quien decidió poner a la venta una serie de tarjetas regalo con motivos románticos y dibujos alusivos a la festividad en la librería que manejaba su padre en Massachusetts y que tuvieron una exitosa acogida.

A estas tarjetas se les llamó ‘Valentines’ y entre sus decoraciones y formas, destacaban los motivos de corazones y cupidos, como suele ser costumbre. Y posteriormente en 1913 la conocida marca Hallmark comenzó a vender la primera edición de tarjetas de San Valentín.

A pesar de ser un evento cuyo inicio se establece en Europa, este fenómeno comercial ha logrado en el mercado estadounidense convertirse en un evento que generó cerca de 18.000 millones de dólares.