Silicon Valley saca músculo para frenar el bloqueo migratorio de Trump

SoLoMo

La orden ejecutiva de Donald Trump de prohibir el acceso a Estados  Unidos de viajeros procedentes de siete países de religión mayoritariamente musulmana (Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen) ha levando ampollas en Silicon Valley, donde el talento no sabe de fronteras y es muchas veces foráneo.

Según USA Today, Google habría creado un fondo de 2 millones de dólares para ayudar a las personas directamente afectadas por el bloqueo migratorio de Trump. Y a esta cantidad habría que sumar otros 2 millones de dólares recaudados entre la propia plantilla de la compañía de Mountain View.

El dinero recolectado por Google, cuyo CEO, Sundar Pichai, se ha lamentado amargamente de la orden ejecutiva del nuevo presidente de Estados Unidos, irá a parar a manos de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), al Centro de Recursos Legales para Inmigrantes, a la Comisión Internacional de Rescate y la organización Mercy Corps.
Pero Google no es la única empresa oriunda de Silicon Valley que ha decidido movilizarse contra la controvertida medida migratoria de Trump. Uber ha creado también un fondo de defensa legal de 3 millones de dólares para ayudar a los conductores de su plataforma, muchos de los cuales son extranjeros, a hacer frente a los problemas a los pudieran enfrentarse en su regreso a Estados Unidos.

Por su parte, Brian Chesky, el CEO de otra startup de relumbrón, Airbnb, se ha comprometido a proporcionar vivienda gratis a las personas afectadas por el polémico decreto de Donald Trump, que ha dejado a decenas de viajeros varados en los aeropuertos de medio mundo.

Fuente: elaboración propia a partir de lo escuchado en las Notícias y leído en varios lugares de internet.