SoLoMo: el valor de la geolocalización para las empresas

SoLoMo

El valor de la geolocalización para empresas y usuarios | Arnold Social Blog | Arnold Madrid

La geolocalización o georreferenciación se refiere a la localización geográfica de un dispositivo, ya puede ser móvil, tablet o un ordenador con conexión a internet. Los dispositivos móviles, que tienen integrados receptores de GPS, son capaces de ubicarnos en cualquier parte del globo terráqueo en el que nos encontremos.

Estamos en la era “SoLoMo”: Social + Local + Móvil. Y las empresas deberán tener en cuenta el hábito del consumidor, que ahora es social.

  • Estar presente en:
  • Redes sociales
  • Web
  • Geolocalización como estrategia de fidelización
  • Responsive

 

Sacar partido a la geolocalización, y para ello es importante tener en cuenta todo lo que nos puede aportar:

Cercanía como valor añadido: Es vital darse de alta en Google Maps. Instagram, Foursquare …
Facilitar la información de ubicación en nuestra web: en la sección de “Contacto” no sólo facilitaremos la información e incrustaremos el mapa, sino que además podemos indicar al usuario diferentes rutas o transportes para llegar con más facilidad hasta nuestro comercio.
Mostrar ofertas para los clientes curadas especialmente pare ellos, a través de busquedas y gustos, definiremos mejor que nunca el target a través de cookies, encuestas, estadísticas y análisis.

Aunque la captación de clientes por ubicación no tiene por qué ser tan compleja, ya que podemos usar facebook local awareness y crear una campaña de Facebook Ads segmentada a los usuarios que se encuentren en las proximidades de nuestro local.

Ventajas y usos para el usuario

  • Mejora de la eficiencia en cualquier servicio: Google ajustará los resultados a nuestra búsqueda si conoce nuestra posición, mostrándonos los resultados más afines a nuestra localización.

Desventajas para el usuario

La geolocalización se aprovecha de información personal (nuestra ubicación) y, lógicamente, surgen las dudas: ¿están nuestros datos a salvo? ¿Corre riesgo nuestra privacidad? Nos tememos que quizás nuestros datos de ubicación sean vendidos a terceros, o, quizás, queremos mantener nuestra ubicación “en secreto” y tememos que al usar una aplicación se muestre de manera pública. Más miedo aún podemos sentir (a la par que curiosidad) cuando accedemos a nuestro historial de localización de Google y vemos cómo nos hemos desplazado en los últimos meses.

Por fortuna, en los smartphones y tabletas, tanto en Android como en iOS, la geolocalización es una opción modulable, en buena parte por la presión de los países y sus agencias de protección de datos, de modo que se puede activar o desactivar en cada servicio y según se desee. Lo más recomendable es hacer uso de la geolocalización según nuestro interés y ser conscientes de lo que supone activar o desactivar la detección de nuestra ubicación.

 

Fuente: Arnold Madrid