SoLoMo, la revolución del marketing digital a la que deben sumarse las pymes

Comunicaciones 2.0

Las pequeñas y medianas empresas que no sigan esta tendencia quedarán desconectadas de los consumidores y descolgadas del mercado.

El 81% de los teléfonos móviles en España en 2015 eran inteligentes, porcentaje que sigue creciendo y que ha experimentado un importante incremento sobre 2014, año en el que este dato se situaba en el 63%.

Pero, además, el 81% de la población española está presente en alguna red social; el número de tabletas continúa aumentando; hay alrededor de 23 millones de usuarios de móviles y, diariamente, se descargan 3.8 millones de aplicaciones.

Son solo algunos de los datos de la importante irrupción que han tenido los dispositivos móviles, Internet y las nuevas tecnologías, que han introducido una nueva forma de comunicar y de estar en contacto con las personas y también con los consumidores y clientes.

Unos cambios que entrañan una serie de oportunidades que las empresas tienen que saber aprovechar para el marketing digital en el que está irrumpiendo con gran fuerza la tendencia denominada SoLoMo.

“Realmente, no es algo nuevo porque ya se encuentra una primera mención en 2007 por parte de un directivo de Google como un mindset o mentalidad o forma de pensar” y para ver cómo habría que pensar un plan de marketing, según ha explicado Daniela Jouet, directora de ExMaS -consultora especializada en Marketing, Comunicación y Estrategia y en procesos de internacionalización para empresas-, quien ha impartido una jornada informativa sobre SoLoMo en Monzón (Huesca), que ha estado organizada por Amephu, a elEconomista.es

Una tendencia “que ha sido retomada por las grandes empresas, que han sido las primeras que han tenido web, presencia en las redes sociales…”, teniendo que asumirla luego las pymes como sucede con la mayoría de las empresas. “Pero ya es hora de que las empresas empiezan a trabajar en SoLoMo. En este sentido, es un revolución para toda las compañías”.

En la actualidad, algunas pymes ya “usan las redes sociales, que es la parte ‘So’, y también muchas hacen un mailing con localización específica, lo que es ‘Lo’, y otras ya empiezan a hacer campañas de SMS con ofertas, fidelización de clientes… que es la parte ‘Mo'”.

Son tres mundos que se integran, siendo ahora “el siguiente paso plantearlo como un conjunto, como un punto de partida en el que los tres estén vinculados”, porque además “los tres elementos vinculados es lo que espera el nuevo consumidor, que ha pasado a producir contenidos continuadamente, quiere tener voz y participar en todo. Son los millennials los que lideran esta forma de gestionar Internet y las redes sociales”.

“Las pymes tienen que empezar ya absolutamente a trabajar con este mindset porque el consumidor quiere estar cerca en las redes sociales, recibiendo información y compartiéndola…”, de manera que el “consumidor se implica en la marca de la empresa y puede ser el mejor vendedor de esa marca si tiene toda la información”.

Unas posibilidades que ofrece SoLoMo que, sin embargo, todavía muchas pymes no están utilizando, sobre todo, las microempresas porque “muchas de ellas no son conscientes de lo que está pasando. Es algo que está ahí”.

Además no se necesitan más recursos, lo que es una ventaja para las microempresas o pequeños negocios. “Con el mismo tiempo y con medios limitados es posible buscar oportunidades con este concepto y trasformarlo en beneficios” para la empresa.

“Realmente, no se necesitan más recursos o tiempo porque es un mindset, es la forma de pensar, y el tiempo que se pasa, por ejemplo, en Facebook hay que hacerlo pensando en SoLoMo. Es replantear lo que se está haciendo ahora”, añade Daniela Jouet, quien incide en que, además, “Internet es una maravilla para las pymes porque es algo barato y es una gran oportunidad”.

La necesidad de adoptar esta mentalidad o forma de pensar para las empresas es clara. “El consumidor ha cambiado y las empresas sin SoLoMo se van a quedar atrás. Si no se tiene web, se va a consultar la de otra empresa que la tenga; si no se está en Facebook o en otra red, se va a otra y, si no se tiene la web adaptada a dispositivos móviles, también se mira la web de otra empresa. El que no ha seguido y no ha escuchado la evolución del mercado, en algún momento se ha perdido”.

Una situación que puede volver a darse en aquellas pymes que no capten esta tendencia, “que no es solo para grandes, sino para todas las empresas” y de todos los consumidores porque “lo de los millennials es contagioso. Hay personas con más de 50 años que también dan su opinión