Técnicas del eCommerce que las tiendas físicas pueden aprender

Comunicaciones 2.0

Las lecciones del eCommerce que las tiendas físicas pueden aprender:

Medición. Uno de los cambios más significativos que el comercio electrónico ha incorporado es la capacidad de medir y evaluar la experiencia de compra online. Se sabe el por qué los consumidores acceden a la web, cuándo y cómo, cuanto tiempo pasan y por qué abandonan el carrito de la compra.

Pese a no tener técnicas de medición tan precisas, para el comercio tradicional también es importante de cara a conseguir una mejor valoración y por tanto resultados.

Control del tráfico. Una de las métricas clave en eCommerce es el control del tráfico, lo que también puede utilizarse a nivel offline para conseguir que se dirijan a su tienda física y animar a los clientes para que visiten su web. Utilice su base de datos para producir eventos o vender productos exclusivos utilizando cupones o incentivos que atraigan a los potenciales clientes.

Experiencia. La facilidad a la hora de comprar o el envío gratuito son dos aspectos positivos en las compras online, siendo también una forma de entretenimiento.

La experiencia del usuario gira en torno al producto, al lugar y al perfil del propio consumidor. En las tiendas físicas deben plantearse cuestiones como si sus productos son convincentes, si el lugar es distinto, divertido o emocionante o si son capaces de definir los valores empresariales.

Mobile. El smartphone es una de las áreas de crecimiento más rápidas del comercio electrónico, siendo muchos minoristas los que están construyendo webs específicas para estos dispositivos. El cliente desde la tienda debería tener acceso a su site para mirarlo de cara a encontrarse en las instalaciones de otras tiendas para comparar.

Construir la cesta de la compra. Sugerir temas para personalizar la cesta de la compra ha sido una de las formas más efectivas que han hecho crecer el eCommerce. Esta iniciativa ha ayudado a reducir el coste de envío ya que la mayoría de las webs ofrecen incentivos al añadir productos a la cesta.

En las tiendas físicas se puede recurrir a la venta de complementos y ofrecer incentivos en la segunda y tercera compra, asegurándose de tener un buen surtido donde no falten los elementos adecuados.

Experimenta y evalúa. El orden o la apariencia de la web repercuten mucho en su efectividad. En las tiendas físicas se puede experimentar con lo mismo, así se evalúa y se ejecuta lo que dé mejores resultados.

Aporte de contenido a la tienda. Los minoristas del comercio electrónico han descubierto que un contenido atractivo es una de las maneras mejores de mantener a los clientes más tiempo.

Las tiendas físicas deben trabajar con sus marcas y su propio departamento de marketing para crear contenido único y convincente.

No gastar lo mínimo.  Las tiendas online se han dado cuenta que los sitios webs son una inversión donde realmente pueden conseguir rentabilidad. Por ello los mismos principios deben tener las tiendas físicas, que deben ver los gastos en la tienda como una inversión en la que deben creer.

Crear un circuito de retroalimentación. Una de las claves para comercializar con los millennials de “tú a tú” es interactuar con los clientes y utilizarlos como herramienta de marketing, de manera que se traten cuestiones importantes y se corrijan problemas.

Pese a que le está quitando una cuota de mercado importante, muchos éxitos del comercio electrónico y las técnicas utilizadas se pueden aplicar a las tiendas físicas, que pueden obtener enormes beneficios.

Source: www.directivosygerentes.com

See on Scoop.itEstrategias de Gestión Competitiva de Empresas: