¿Tu próximo evento leerá en directo las emociones de tus asistentes?

Eventos

Quien nos diría que fuera posible en un futuro el uso de tecnología y herramientas que nos ayudaran a detectar e interpretar las emociones de nuestros asistentes. Sería un placer saber en el mismo momento si están contentos, enfadados, aburridos, entretenidos, etc.

Gracias a sus gestos y su postura podremos saberlo. Como una empresa, Init Events, que está empezando a usarlo. Es increíble la manera en la cual tu evento puede interactuar con tus asistentes.

Una de las cosas más prometedoras e impresionantes sería el reconocimiento facial de emociones. Que, mediante algoritmos de reconocimiento y eye-tracking mide estas respuestas a través de una cámara. Esto  a su vez, ayudaría a la compañía a hacer un análisis de la experiencia del consumidor en tiempo real.

La expresión de la cara nos proporciona un mundo de información medible, detectando así los niveles de satisfacción a través de las seis emociones universales: felicidad, sorpresa, enfado, desagrado, miedo y tristeza. Esto nos ayuda a poder interactuar de mejor manera y adecuar el contenido generando así un mayor impacto emocional.

Lo que a día de hoy era impensable poder realizar, cada vez está siendo más real. Hago referencia al hecho de poder medir emociones a tiempo real, montar juegos y animaciones en referencia a lo que están sintiendo nuestros asistentes (como por ejemplo un concurso que premia al que más está disfrutando del acontecimiento).

Quien sabe, quizás se puede utilizar en conferencias, para comprobar la efectividad de los ponentes. Esto ayudaría a reorientarla, ya sea si la gente se está aburriendo o alargarla en caso de que se esté disfrutando mucho.

E incluso domotizar el espacio del evento dependiendo del estado de ánimo de los asistentes (mediante colores, olores o música) o crear una segmentación del espacio del evento y que vaya cambiando el ambiente en tiempo real, según el sexo o la edad.

Estamos viendo que se abre ante nosotros un mundo de posibilidades. Un amplio abanico de acciones que pueden favorecer todos nuestros análisis sobre el seguimiento y el funcionamiento de un evento.

Ya que esto nos ayudaría a  saltarnos tiempos dentro del proceso de creación, planificación, control y organización del evento. Una parte importante de las etapas durante el evento y post evento, para medir la satisfacción del asistente.

Nos favorecería a la hora de conseguir datos que normalmente son intangibles en su mayoría y que pueden darnos una visión más amplia de lo que siente nuestro target. Esto nos permitiría mejorar nuestras estrategias y convertirlas en caminos de éxito para la compañía.

 

Fuente: eventoplus/eliaguardiola