Web 2.0: Usabilidad Web en 15 pasos

Comunicaciones 2.0

Definición del término: ¿qué es usabilidad?

Según la Wikipedia este concepto “se refiere a la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta particular o cualquier otro objeto fabricado por humanos con el fin de alcanzar un objetivo concreto”. Aplicado a un sitio web, se refiere a la forma de diseñar y estructurar el contenido de una web de modo que los usuarios encuentren lo que buscan y necesitan de la forma más sencilla posible. Por ejemplo, que un usuario que llega a una tienda online pueda efectuar la compra de un producto de una forma clara, entendiendo en todo momento qué está haciendo y cómo tiene que finalizar esa compra.

Vale, la teoría está muy bien. Pero, ¿y la práctica? ¿Qué tenemos que tener en cuenta para que quien llegue a nuestro sitio web pueda interactuar de forma correcta? Intervienen varios elementos, pero a la hora de diseñar un nuevo sitio o rediseñar uno existente, debes tener en cuenta que con una página amigable es más sencillo evitar los rebotes, fidelizar a los usuarios y conseguir que vuelvan a visitarnos.

 

15 Recomendaciones de Usabilidad:

Presta atención al contenido

1. Propósito del sitio: debe quedar claro en un primer vistazo “de qué va” nuestro sitio web. Si es una tienda, un blog, una web corporativa… Evita los elementos que puedan confundir y sitúa en la portada aquello que quieras destacar. Por ejemplo, si es la web de una clínica dental, está muy bien que tenga también un blog  (en este artículo conocemos más sobre la importancia del blog), pero cuando alguien llegue a tu web debe ver en portada información sobre la clínica y no una entrada del blog.

 

2. Equilibrio entre diseño e información: no debe primar ninguno de los dos, sino que deben “colaborar” para construir una web amigable. Además, hay que vigilar la cantidad de información que hay en el sitio, porque es mejor calidad que cantidad. No hace falta tener una web sobrecargada en la que el usuario no sepa por dónde empezar. Y si es necesario que tu sitio contenga gran cantidad de información, ésta debe estar muy organizada.

 

3. Cuida los enlaces: vigila que no existan enlaces rotos. Puede que en un artículo que escribiste hace tiempo añadieras algún enlace que ya no existe. Esto da mala imagen, nos penaliza en los buscadores y, sobre todo, hace que la web sea menos confiable para el visitante. Puedes analizar la web con herramientas como W3C Link Checker.

 

4. Introduce llamadas a la acción: está comprobado que los usuarios no leen la página, sino que la escanean buscando lo que les interesa. Por eso conviene ayudarles en esta tarea con destacados o botones identificables mediante los que realizar una acción (en lugar de textos tipo “pinche aquí”, los botones pueden llevar textos como “añadir al carrito” o “descargar”). Y recuerda que estos objetos deben estar bien visibles.

 

Cuida la forma, o sea, el continente

5. Diseño de calidad y coherente: esto incluye una estructura de contenidos sencilla y lógica, y un diseño común en todas las áreas que “colabore” con la información que hay en el sitio web. Es conveniente que la paleta de colores sea coherente y que los enlaces se diferencien del resto del texto. Es mejor una web sencilla, con una estructura clara y con pocos colores que una multicolor y con diferentes diseños, que lo único que consigue es distraer al usuario y no permitirle navegar de forma cómoda.

 

6. Legibilidad: las tipografías deben ser claras, los textos deben estar escritos en un color que contraste con el fondo, que sea fácilmente legible y que no moleste (porque hay colores que resultan muy cansados cuando se trata de leer un texto). Además, el tamaño de la letra también debe ser adecuado. Ten en cuenta que cada vez más gente accede a Internet desde smartphones o tabletas, y en estos dispositivos las pantallas son más pequeñas que en un ordenador.

 

7. Usa los espacios en blanco: ayudan a estructurar la página, a diferenciar entre unos contenidos y otros, a separar secciones, columnas… Y también permiten un “descanso” para el usuario que visita el sitio web.

 

8. Dar a las imágenes la importancia que tienen: es cierto que las imágenes ayudan a posicionar y a hacer la web más confortable para el usuario, pero no debemos poner cualquier imagen, sino aquéllas que vayan acordes con el tema del sitio web. Por mucho que una imagen de gatitos sea muy mona y que mucha gente la vaya a compartir en Facebook, si tu web no es de una clínica veterinaria o una tienda de productos para animales seguramente no tendrá mucho sentido. Cuidar el contenido de las imágenes, su calidad y su tamaño también otorgará un aspecto de seriedad a nuestra página.

 

Facilita el manejo de tu web

9. Interfaz sencilla e intuitiva: los usuarios que llegan por primera vez deben aprender fácilmente cómo funciona el sitio y dónde encontrar cada cosa. Y quienes vuelvan deben recordar sin esfuerzo cómo navegar por la web. Vamos, que si tienen que registrarse lo puedan hacer de forma sencilla y cuando regresen puedan conectarse sin tener que buscar el botón por la web.

 

10. Menú de navegación claro: debe estar bien estructurado y diseñado de una forma lógica, con los contenidos agrupados. Además, no debe ser muy extenso y es recomendable que no contenga muchos submenús. También es aconsejable añadir un menú en el pie de página o footer en el que se incluya alguna información básica de la web como la política de privacidad o el aviso legal.

 

11. Acceder al contenido en el menor número de clicks: hay que intentar aplicar la ley de los 3 clicks, que el usuario sea capaz de encontrar lo que quiere o necesita en solo tres clicks. Esto es especialmente importante a la hora de diseñar una tienda online, porque si el usuario tiene que dar muchos pasos antes de llegar al producto puede abandonar el proceso de compra sin completarlo.

 

12. Tiempo de carga y peso de la web: debe ser el mínimo posible. Como norma general, el sitio web no debería tardar más de cinco segundos en cargar. Es posible que algunos usuarios no se esperen a que termine de cargar y, además, una web que tarda en cargar nos penaliza en materia de SEO. Recuerda que quienes acceden desde el móvil o desde una tableta tienen los datos más limitados, y una web con mucho peso puede consumir muchos recursos y provocar que no vuelvan a visitarnos. En GTMetrix puedes analizar el tiempo de carga de tu sitio web y qué partes son las que más tardan.

 

13. Compatibilidad con navegadores y dispositivos: es lo que se denomina diseño responsive, que se adapta a las diferentes pantallas. Además, a la hora de diseñar la web debemos tener en cuenta la diversidad de sistemas operativos y los navegadores que tiene cada uno. Existen herramientas, como Screenfly, que nos muestra la apariencia de la web en diferentes dispositivos.

 

14. Buscador: debe situarse en el lado superior derecho. Y, aunque parezca una tontería, asegúrate de que funciona. En general, la parte superior derecha es la mejor zona para colocar los elementos que requieren interacción, como los iconos de redes sociales, contacto o el carrito de la compra.

 

15. Respeta los estándares de accesibilidad publicados por el World Wide Web Consortium (la W3C), el máximo organismo, dentro de la jerarquía de Internet, que se encarga de promover la accesibilidad. Evidentemente, para conseguir que nuestro sitio tenga unos altos estándares de usabilidad debemos diseñarlo para todo el mundo, y hay gente que tiene determinadas necesidades a la hora de acceder a Internet. Hace unos meses ya escribí sobre algunas recomendaciones para desarrollar un sitio web accesible. Generalmente pensamos que una web accesible beneficia sólo a las personas con algún tipo de discapacidad, pero no es así. Una web accesible beneficia a todo el mundo.

 

Consejo importante antes de publicar

Al finalizar el desarrollo de la web y antes de publicarla definitivamente en Internet, es recomendable realizar un test de usuario con alguien que no conozca el sitio, para ver cómo se desenvuelve, si encuentra las cosas rápidamente y en qué zonas hay más complicaciones. Esto te ayudará a detectar y corregir posibles errores antes de tener la web publicada.

¿Qué otras recomendaciones seguirías para mejorar la usabilidad de una web?

Source: aulacm.com

See on Scoop.itEstrategias de uso de la Web 2.0: